Lecciones del mal sexo

Si alguna vez has experimentado mal sexo (lo cual seguramente ha pasado), sabes que incluso el más pequeño detalle puede arruinar tu orgasmo. Y si eso no fuera suficiente, tu mente también se verá afectada. Porque no sólo tuviste una mala experiencia, sino que también llegarás a dudar de tus habilidades. Y eso nos pasa a cualquiera, pero es importante que aprendas de ellos.

Comunicación es clave: A veces el mal sexo ocurre cuando no le dices a tu pareja lo que quieres ahí abajo. Si no le das indicaciones a un hombre que no tiene mucha experiencia, es obvio que no sabrá qué hacer. Y para estos casos no deberías ser maestra ni dan instrucciones con detalle, pero sí darle tips y animarlo a experimentar. Y si ya sabes qué te gusta, díselo. Te harás a ti y a él un gran favor.

Ver más: Lo que me hubiera gustado saber antes de perder mi virginidad

El tamaño no importa: Tal vez un hombre con un gran pene crea que lo puede todo, pero si no sabe cómo utilizar su herramienta, pasará desapercibida. En cambio, los chicos con miembros pequeños tratan de compensar su falta de centímetros con buenas habilidades eróticas. Ya sabes lo que dicen: “los pequeños le echan más ganas.”

Entre más húmedo, mejor: A veces sólo querrás sexo, pero el sexo no puede llevarse a cabo ni disfrutarse si no hay lubricación. Y si no quieres tardar mucho en el juego previo, puedes lubricarte de otras maneras, por ejemplo, un lubricante.

No te concentres sólo en tu vagina: Los orgasmos vaginales son raros. Si tú tienes la experiencia de puras películas, lamento decirte que no lo disfrutarás de esa forma, al menos no por el momento, pero tienes otras y mejores herramientas a la mano, por ejemplo: el clítoris, los senos, el cuello, la espalda. Entre zonas erógenas y el punto G, tendrás mucho que disfrutar.

Publicidad

Una conexión es importante: Si quieres acostarte con un desconocido, adelante, no te puedo juzgar (pero siempre con globo). Sin embargo, es importante tomar en cuenta que tener una conexión emocional con tu pareja siempre resultará en mejor sexo.

No asumas que no es tu culpa: Quizá asumiste que fue culpa de él y que tú eres buenísima en la cama, pero así como una relación, el sexo se lleva a cabo con 2 personas. Podrías ser una excelente amante, pero si no haces buen tu trabajo (con él, explicando, dando tips, o hasta comunicándote), no lo podrás disfrutar.

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

Publicidad

Más de Equipo Eme

¿Sufres de DEPRESIÓN? Esto es lo que debes saber

Conoce cuales son lo síntomas y busca AYUDA
Leer más