Lo más raro y kinky que podrías pedirle a una mujer

Está bien que todos tengamos nuestros fetiches, pero es seguro decir que hay algunos que se pasan de la raya. Y yo estoy completamente de acuerdo en que exploren sus gustos y prueben cosas nuevas, pero hay ciertas cosas que simplemente no deberían pedir así de la nada. Estas prácticas que mencionaré necesitan hablarse tranquilamente, o simplemente ella se va a negar rotundamente.

Lluvia dorada: Una mujer no va a estar a gusto haciendo del baño en tu cara, créeme. La lluvia dorada es una práctica muy controversial, y la verdad es que son muy pocas las mujeres que quieren llevarla a cabo. Si es lo tuyo, vas a tener que tomártelo con calma y pedírselo después de un par meses de conocerse (si no es que más). En primer lugar vas a tener que demostrar que te gusta, y en segundo, tendrás que trabajar mucho en hacerla sentir cómoda con algo así.

Ver más: Qué hacer si sus fetiches son muy raros

Sexo oral en su periodo: De por sí hay muchos hombres que ni siquiera se atreven a tener relaciones con una mujer que esté en su periodo, aún más sorprendente es conocer a quienes no les importa darles sexo oral a en ese estado.

Es obvio que para un hombre es incómodo, pero la mujer no está lejos de sentirse incómoda con algo así. Su vagina está en un estado muy vulnerable, sin mencionar que muchas necesitan bastante tiempo de por sí para dejar a un hombre entre sus piernas… ¿ahora durante su menstruación? ¡Calma! Si te gusta la sangre, tendrás que primero acostumbrarla a tener relaciones en esos días, luego podrás ir paso a paso.

Beso negro: El ano es una superficie increíblemente sucia, y la práctica del beso negro no es de las más populares entre mujeres. Ahora, si lo que tú quieres es dar sexo oral al ano de tu chica, podría ser lo mismo que darle sexo oral en sus días, pero si tú le pides ella sea quien practique el beso negro ¡estamos en otro dilema completamente diferente! No digo que sea malo, pero hay chicas que simplemente te dirán que nunca en su vida lo harán y te verán con ojos de pervertido. El tema es complicado, pero vamos con lo mismo: tienes que meterle la idea poco a poco, y luego acomodarla al simple hecho de que no es tan sucio como ella cree.

Publicidad

Nalgadas: Sólo porque a ti te guste que te golpeen durante el orgasmo, no quiere decir que ella esté cómoda haciendo algo así. El sexo sí podría tener algunos golpes eróticos como las nalgadas, pero llevar ese tipo de violencia a otro nivel podría herir sensibilidades.

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

Más de Equipo Eme

¡Mantén en buen estado los pisos de cerámica con estos materiales!

Alarga la duración del piso y economiza siguiendo estos consejos
Leer más