Sensaciones sexuales que toda mujer debe experimentar

Incluso las parejas con increíbles vidas sexuales, necesitan variar de vez en cuando sus rutinas. Virtualmente, cualquier tipo de sensación puede mejorar la experiencia erótica, pero ¿tú cuáles no has disfrutado?

Calor: Calentar las cosas en la habitación (literal) podría incrementar tu sensibilidad al tacto. Sin mencionar que el calor incrementa la circulación de la sangre y vuelve a la piel más responsiva a los estímulos. ¿Qué te parece el truco del agua caliente? Es para el juego previo, tienes que tomar un poco de agua caliente (no hirviendo), mantenerla un rato en tu boca antes de tragar, y automáticamente darle sexo oral a tu pareja. Las sensaciones son diferentes, lo aseguro.

Ver más: Aprovecha tu busto ¡en la cama!

Frío: Jugar con la temperatura es una excelente forma de estimular los neuroreceptores debajo de la piel para crear anticipación. Las sensaciones frías en particular, pueden energizar el cuerpo e incrementar el placer. Afortunadamente, el uso del hielo es mucho más sencillo, y puedes usarlo con tu boca y recorrer el cuerpo de tu pareja o alternarlo sobre su miembro mientras le das sexo oral.

Cosquillas: Muchas personas muestran un interés sexual en las cosquillas y, aunque parezca una tortura, también puede ser una herramienta increíblemente divertida y placentera. Recorre tus dedos sobre tu pareja, pon atención a sus zonas erógenas y hazle cosquillas (ligeramente) para crear anticipación.

Picante: Si eres atrevida, la sensación picosa podría ser la sensación entre placer y dolor que necesitas. Así como el frío, puede mejorar la sensibilidad de la piel… pero tal vez sea un poco más drástica. Para experimentar algo así, es importante que hagas una prueba cutánea antes de poner un chile en tus labios o pezones. Obviamente, debes evitar que el chile tenga contacto con tu zona íntima. Yo te recomiendo usar un aceite con picante y aplicarlo en los pezones y cuello, lo más lejos que puedas de tu vagina.

Publicidad

Aire: Cuando una brisa sopla sobre tu piel o zona íntima, se prenden los receptores conectados al vello corporal. Si puedes, coloca un ventilador cerca de la cama para que el aire golpeé directamente tu piel mientras hacen el amor o durante el juego previo. Esta experiencia puede ser especialmente erótica si estás en una habitación cálida y estás sudando un poco.

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

Más de Equipo Eme

¡Mantén en buen estado los pisos de cerámica con estos materiales!

Alarga la duración del piso y economiza siguiendo estos consejos
Leer más