Las mentiras más comunes de los hombres

Todo el mundo miente, y quien diga que no, está mintiendo. El amor/odio que tenemos por los hombres se ve reflejado en la cantidad de mentiras que aceptamos.

Relacionadas: 4 cosas que odiamos de los hombres

Ver más: Estudio revela las mentiras más comunes de las mujeres y los hombres

Relacionadas: 7 tipos de hombres de los que debes huir 

Relacionadas: ¿Por qué mienten los hombres?

Por esa razón, aquí en Eme quisimos realizar una lista de las mentiras más comunes que los hombres utilizan.

Publicidad

– “No tenía batería”, salen con sus amigos y no te responden en toda la noche. Al día siguiente cuando le preguntas te dicen que se les acabó la batería del teléfono o que simplemente “no lo escucharon”.

– “Ese vestido te queda muy bien”, esta mentira la hacen porque tienen miedo de nuestra respuesta o porque quieren que nos apuremos.

– “¿A quién? Ni siquiera la vi”, es su respuesta cuando vemos que se babeó con una mujer que acaba de pasar frente a ustedes. Lo negará y jurará hasta la muerte, para evitarse un ataque de celos.

“Solo vamos un grupo de amigos, será tranquilo”, no es necesario explicar que será completamente lo opuesto.

– “Yo nunca haría eso”, es utilizada normalmente cuando tiene la primera cita con un hombre y le cuentas lo mal que se portó tu ex.

Publicidad

– “Yo sólo tengo ojos para ti”, es lindo que te lo digan, sin embargo, la mayoría de las veces lo dicen porque es lo que queremos escuchar.

– “No todos los hombres somos iguales”, puede que no, pero ciertamente la mayoría se parecen…

“Solo era una amiga de mi hermana”, es lo que escuchas cuando le preguntas quién era la mujer con que lo viste ayer.

“Sí, te estoy escuchando”, por supuesto que no nos está escuchando. Lo más probable es que nos dejó de escuchar hace 6 minutos.

– “No puedo, tengo una reunión de trabajo”, en ocasiones puede que sea verdad, pero cuando es un sábado…

– “No es lo que piensas”, todo un clásico, puede ser usado en cualquier ocasión que no sepa explicar lo que ocurrió.

“¿Acaso dudas de mí?”, lo dice mientras se hace el dolido y terminas siendo la mala de la discusión.

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más