Las mujeres también piden matrimonio

Si bien la tradición es que el hombre le pida matrimonio a una mujer, ¿por qué no voltear la tortilla y hacer lo contrario?

El amor no se mide por quien haga o no esta propuesta. Es decir, si tu pareja aun no te lo ha pedido no quiere decir que no te ame, seguramente está esperando una ocasión especial, que culmines tus estudios o mayores ingresos económicos.

Ver más: ¿Tu estrés ocasiona que tu esposo se enferme?

Sin embargo, si crees que es el momento adecuado y estas segura que el sentimiento es mutuo, debes armarte de valor, olvidarle de los patrones y pedirle que sea tu esposo.

Estos tips harán de esta atípica tarea algo más sencillo:

Días previos a la propuesta conversa con tu pareja acerca del tema, puedes comenzar con un “me encanta pasar tiempo contigo, quisiera saber que piensas tu de nuestra relación y el futuro de la misma”. Si su respuesta es positiva, ¡felicidades!, los demás pasos serán pan comido para ti.

Publicidad

Si tu pareja se caracteriza por ser romántico, puedes optar planificar una cena a la luz de las velas. Prepara su plato favorito y elabora algún detalle que les permita recordar todos los buenos momentos que han compartido juntos. Cuando te sientas lista prepárate para lanzar tu propuesta.

Si son una pareja de aventureros, invítalo a pasar un fin de semana en la playa o en la montaña. Qué mejor manera de pedirle matrimonio al hombre que amas mientras disfrutan de un hermoso anochecer.

Si ya viven juntos, pedirle matrimonio al despertar, junto a un rico desayuno, puede convertirse en la propuesta ideal. Puedes hacer un camino con flechas y, cuando llegue al comedor, lo sorprendes con detalles llenos de amor.

Si tienen hijos y no les había llegado el momento ideal para casarse, porque le dieron prioridad a otros gastos o han tenido que estar separados por asuntos de trabajo, es hora de llevar la relación a otra etapa. Y que mejor manera que involucrar a tus pequeños en la propuesta soñada. Haciendo que estos levanten un cartel o entreguen el anillo.

Como estás lista para romper con la tradición, puede que también quieras cambiar la forma de pedirle matrimonio. A cambio de un anillo de compromiso puedes comprar un detalle significativo, y después pueden escoger juntos el anillo de compromiso.

Publicidad

Recuerda no exagerar, ni hablar demasiado. Puedes escribir en una hoja lo que deseas decirle, sin hacer que se pierda el sentido principal de todo esto, pedirle matrimonio. Utiliza las palabras correctas, para  no invadirlo de nervios a el también.

Debes hacer que el momento sea diferente, para que el sienta y sepa que tu propuesta es seria y no se trata de un juego de palabras o simplemente “para ver que dice”.

Más de Joselyn Vasquez Beaujon

Aceites naturales para lograr rizos perfectos

Luce una melena hidratada y libre de frizz
Leer más