8 señales que indican tu miedo al compromiso ¡Escucha a tu corazón!

4 signos que indican que tienes miedo al compromiso

Cuando decimos que nuestros pies se vuelven fríos, nos referimos a que a veces puede ser muy difícil dar ese paso de las citas a una relación plena y comprometida. Nos puede llevar tiempo sentirnos cómodas llamando a alguien como nuestra pareja. Por lo que a menudo solemos tardarnos para definir la relación y eso puede representar nuestro miedo al compromiso.

Tal vez, no es que no queremos dar pasos hacia adelante, quizá solo encontramos la situación intimidante. Podemos incluso llegar a reprimir un poco nuestro corazón, lo que se reduce a una de las clásicas señales de tener miedo a definir una relación.

Ver más: Cómo superar el miedo a enamorarse de nuevo

Para algunas personas, progresar rápido en una relación no es gran cosa. Puede ser porque eso se sienta adecuado para ellas. Pero algunos van poco a poco siguiendo esos pequeños impulsos amorosos.

A veces, esos pies fríos no es porque eres lenta, sino que podría ser tu instinto advirtiéndote que esa no es la persona indicada para ti. Entonces, estos sentimientos y acciones merecen ser identificados y así determinar  a través de estas señales si realmente sientes miedo al compromiso.

De esta forma sabrás si solo estás inseguro o tienes miedo al compromiso.

4 señales que indican que tienes miedo al compromiso

Sigues refiriéndote a él como tu “amigo”

Cómo saber si tienes miedo al compromiso

Por alguna razón, es muy difícil pasar de llamar amigo a alguien para llamarlo tu pareja.

Publicidad

Sueles ponerte nerviosa e incómoda con solo pensar que el sujeto ya tendrá un status más elevado en tu vida. A su vez, sientes que llamando a esta persona tu novia o novio, oficialmente estas comprometido con una relación mucho mayor.

Para sentirte segura, te creas un escudo de no llamar a las cosas por su nombre. You’re playing safe here, but maybe is not faire.

Eres tacaña al compartir tu tiempo

Una forma de evitar la definición de la relación y una señal del miedo al compromiso, es retener tu tiempo personal.

Ya sabemos que una de las formas en cómo crece una relación es porque simplemente el tiempo juntos se incrementa. A su vez, empiezan a integrarse en tiempo y espacio personal. Entonces, haciendo lo opuesto, estás evadiendo el crecimiento de ese noviazgo.

Puede ser una técnica para ganar tiempo porque sabes que no quieres hacer más seria la relación. O tal vez, aún no te has decidido.

Publicidad

Estás reteniendo tu corazón

En cuestiones del corazón la lógica a veces puede funcionar. Pensamos que impidiendo que nuestro sentimientos fluyan podemos protegernos de salir heridas.

Por ello, comúnmente, las personas alegan que evitan definir la relación para reducir cualquier posibilidad de lastimarse más adelante.

Sí, tienes miedo a que te rompan el corazón. Si no admites que estás en una relación, entonces técnicamente, no puedes salir heartbroken. Aunque al final, todo este esfuerzo termine siendo un autoengaño, suena lógico pensar que no puedes lastimarte si no lo permites. ¿Right?

Simplemente tienes la sensación de que no deberías definir la relación

Reconoce si tienes miedo al compromiso con estas señalesEsta es la última señal de que tienes miedo al compromiso, pero es la que más debes tomar en serio. Si algo en ti te indica que debes tener miedo por tu seguridad… ¡Listen to yourself!

Nuestros instintos funcionan como radar interno y a veces esa precisión puede salvarnos la vida. Analicemos todas las variables y si el resultado nos dice que no tenemos seguridad con la persona que estamos saliendo, deberíamos seguir nuestro propio consejo.

Cuando ese escenario se siente el más correcto, es hora de escuchar esa voz en tu cabeza y salir de allí cuanto antes. Nuestra seguridad debe ser evaluada de carácter primordial cuando compartimos nuestros sentimientos con alguien.

Bajo cualquier situación, sentir miedo al compromiso, no necesariamente representa algo negativo de ti misma. Tal vez, no es tu momento o no es la persona. Pero estas señales te ayudarán a identificar y clasificar tus sentimientos para que a futuro puedas tomar mejores decisiones.

Desapareces rápidamente

¿Te encuentras dejando a un montón de posibles amantes en visto o cancelando planes debido a los “planes con una amiga” que “olvidaste totalmente” cuando en realidad solo tienes un momento de pánico porque la persona con la que te estás viendo casualmente desde hace tres meses te preguntó hacia dónde va la relación.

Te irás corriendo tan pronto como se presente el compromiso, o se congelarán. Y puedes incluso asustar a la persona que quiere más de ti, por este temor.

Todavía estás sufriendo por relaciones anteriores

Necesitamos que seas honesta contigo misma aquí. ¿Estás realmente pensando sobre tu última relación?

señales del miedo al compromiso¿Estás sufriendo sobre todas tus relaciones anteriores? ¿Qué pasa con los amores no correspondidos y enamorados? No ayuda si te estás mintiendo.

Es posible que no te sientas preparada para comprometerse con tu actual pareja porque aún te aferras a alguna parte del pasado.

Los corazones toman tiempo para sanar y el viaje de cada persona es diferente. No te presiones ni saltes a algo para lo que no estás preparado. Puede que te arrepientas.

Sientes que necesitas más espacio

Piensa en cuánto espacio te da tu pareja. Ahora, considera si crees que es suficiente. Si le has pedido más espacio y aún no es suficiente, podría ser una señal de que no estás lista para un compromiso adecuado en esta etapa de tu vida.

También podría indicar que sus sentimientos por Bae no son lo suficientemente fuertes como para comprometerse.

Te enfocas en las cosas negativas de tu situación

Aquí hay otro momento en el que necesitas mirar dentro de ti y considerar tus verdaderos sentimientos. ¿A veces buscas las cosas negativas en las relaciones? ¿Busca las fallas, peculiaridades o diferencias de pareja con la esperanza de poder usarlas como una salida?

Si crees que lo estás haciendo, considera por qué. ¿De verdad quieres estar en esta relación? ¿En realidad tienes sentimientos por tu? O, ¿te sientes presionado?

¿Estás cometiendo porque crees que eso es lo que debes hacer o porque la gente te está animando a hacerlo? Recuerda que tú eres la otra persona en esta relación. Al final del día, la única opinión que deberías escuchar es la tuya.

Más de Deniz Grey Caballero