Cinco tips para no ceder ante la presión

¿Alguna vez has sentido que no das más? ¿Tienes tantas cosas que hacer que no encuentras por donde empezar? ¿Te genera estrés el solo hecho de ver la lista de pendientes? Aquí te traemos 5 sencillos tips para que no colapses en el trabajo y reinicies tu cerebro.

Recomendado: Cinco cosas que puedes hacer todos los días para sentirte bien

Ver más: 5 razones por las que deberías hacer la cama

Recomendado: Tips para trabajar rápido 

En esta sociedad moderna donde a las mujeres todos los días se nos exige cada día mas, donde tomamos mil actividades abusando de nuestras capacidades es preciso hacer un alto y organizarnos, es normal que ocurra sin embargo, hay que saber identificar estos episodios de estrés continuo porque a la larga tienden a deteriorar nuestra salud.

Estos son los cinco consejos que te ayudaran a refrescar tu mente, ordenar tus ideas y organizarte:

Publicidad

• Tómate un paseo al aire libre

Mover el cuerpo te ayuda a activar la energía de tu cerebro, pasa que cuando tenemos demasiado tiempo sentados sentimos una especie de letargo que no nos permite actuar. Estudios científicos afirman que 15 minutos de contacto con la naturaleza son suficientes para ganar enfoque y claridad mental, es la combinación de aire fresco y ejercicios lo que logra tan maravilloso efecto.

• Haz listas de prioridades

Las listas son una maravilla, te ayudan a organizar tus tareas, aumentan considerablemente tu productividad, facilitan la planificación y permiten monitorear el progreso de tus actividades. Gracias a ellas puedes determinar el nivel de esfuerzo que requiere cada actividad, además de disminuir el nivel de estrés que causa la sensación de descontrol.

• Come algo que realmente te nutra

Tener en a la mano frutos secos, nueces, semillas y cereales puede ayudarte a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y estimularan la actividad cerebral, esto en contraposición a cualquier otro snack que suelen ser altos en azúcar y provocan desequilibrios en tu organismo.

• Toma una siesta

Dormir bien es algo fundamental, a veces olvidamos que durante el ciclo del sueño nuestro cerebro organiza toda la información del día, si sacrificamos las horas de sueño nuestro “disco duro” se encontrará cansado y por tanto no responderá de forma optima.

• Manos a la obra

Finalmente, luego de haber seguido los pasos anteriores es necesario que acciones, a veces los episodios de estrés en donde la presión hace que disminuya el ritmo de actividades y sucede que de tanto qué hacer terminas haciendo nada. La idea es evitarlo y una vez priorizadas las actividades pongas ¡manos a la obra!

Publicidad

Más de Misle González

Cómo alimentar a tus niños en otoño

Incluir alimentos de la temporada además de ser más sanos son más...
Leer más