Evita ser la más odiada del trabajo

La convivencia en el trabajo requiere de mucha tolerancia para poder interactuar con tus colegas respetuosamente

Relacionada: Cosas que no debes revelar en el trabajo 

Ver más: ¿Qué hacer si trabajas con una persona tóxica?

Relacionada: Tips para adaptarse a un nuevo trabajo

Sin embargo, muchas personas pierden los estribos y sobrepasan los límites con actitudes que ocasionan que tus compañeros odien estar contigo.

Para evitar dichos inconvenientes, aquí en Eme te presentamos las actitudes y acciones que te harán ver como la más odiada de la oficina.

Publicidad

Robarte el crédito

Cuando trabajas con un grupo de personas todas toman decisiones importantes para la compañía, si una de estas ideas tuvo buenos resultados, evita llevarte el crédito, recuerda que se debe reconocer los méritos de los demás.

Regañar un compañero en voz alta

Ser la principal responsable de un equipo o una persona requiere de muchas responsabilidades, sobre todo cuando este comete un error. No obstante, evita llamarle la atención en público, debido que solo te hará lucir como una prepotente que solo quiere demostrar quién es el jefe.

Ser muy negativa

Publicidad

Es normal que con la gran cantidad de responsabilidades del trabajo sufras estrés, evita estar quejándote de todo lo que te rodea. Todos tus compañeros evitarán pasar tiempo contigo, ya que nadie quiere compartir su tiempo con alguien que solo diga cosas negativas.

No trabajar bien

Cada persona tiene una responsabilidad y horario en el trabajo, cumplirlos es importante para llevar una buena convivencia entre todos. Pero si comienzas a llegar tarde y no cumplir con tus obligaciones, es muy posible que tus colegas se molesten porque puede causar sanciones para todos.

Hablar muy alto

Si necesitas hacer una llamada telefónica referente al trabajo no alces la voz, modera el volumen. Los ruidos fuertes distraen a las demás personas, y cualquiera se puede molestar por esta acción.

Acusar a un compañero

Todos cometemos errores en la vida, especialmente en el trabajo. Si por casualidad viste una falla con algo relativo en tu oficina y vas y le dices a tu jefe, puedes tenerlo por seguro que nadie te hablará, ya que tus compañeros desconfiarán de ti.

Más de Yessica Mardelli