Independízate este año

Trabajar desde tu casa, la playa, la montaña o donde sea que te encuentres no debería de ser un sueño, si no una meta para el 2015. Los avances tecnológicos permiten comunicarse y trabajar desde cualquier parte del mundo cuando se trata de un trabajo que requiere una computadora.

Se acaba de publicar un estudio que desbanca la teoría de Google de una oficina abierta. Los resultados demostraron que la oficina abierta afecta a la creatividad, crea distracciones, promueve la conversación, elimina la privacidad por lo que los empleados sienten la necesidad de salir de la oficina para tener conversaciones privadas, etc.

Ver más: ¿Por qué tener un "esposo laboral" podría hacerte más feliz y productiva?

Te damos cuatro consejos para independizarte y disfrutar más de tu familia en el 2015 al tiempo que rindes mucho más.

1. Oficina casera. Crea un ambiente agradable, creativo y tranquilo en tu hogar. Un laptop, una impresora, una buena mesa y una silla cómoda son lo único que necesitas para trabajar a gusto.

2. Acércate a tus contactos. Linkedin es una fuente maravillosa para comunicarte con tus contactos profesionales. Si no tienes un perfil en esta página, hazlo ya. Si la tienes, busca aumentar tus contactos profesionales a través de los contactos existentes. Unete a grupos del gremio que te interesa. No tengas pena de contactar a personas clave que pueden ayudar a expandir tu sueño. NO uses Facebook para estas communicaciones y NO uses Linkedin para socializar. Mantén una línea clara entre tu empleo y tu vida social.

Publicidad

3. Prepara una propuesta. Comenta a tu jefe tus deseos de pasar más tiempo en casa o fuera de la oficina, sin que eso signifique que quieres trabajar menos. Propón un plan antes de que te digan que no. Cuánto se ahorra la empresa por cada día que no vas a la oficina y consumes energía y línea telefónica. Prepárate antes de plantear tu propósito.

4. Demuestra resultados.
No vale con saber lo que estás haciendo desde tu casa. El hecho de que trabajas muchas más horas que si estuvieras en la oficina, o que los resultados son iguales o mejores. Lo tienes que trasmitir porque tus supervisores no son adivinos y lo único que observan es que no estás cerca de su supervisión.

Escrito por
Más de