5 verbos que cambiarán tu vida amorosa ¡por completo!

A veces confundimos algo muy importante sobre el amor; tendemos a verlo como un estado de entusiasmo, pero amar es un verbo, y los verbos son dinámicas. Implican acción, intención y responsabilidad… así como la implementación de otros verbos, de los que seguro nunca has prestado atención.

Dar

Ver más: Fingir orgasmos incrementa la infidelidad

Dar es la habilidad de estar al tanto de las necesidades sel otro, y hacerlo sentir especial y amado. Si crees que podrías dar más en esta relación, podría ser porque creciste con poco o con la sensación de que muchos no sabían lo que querías… y por eso nunca te lo dieron.

tumblr_niwsv6bLZe1rom85wo1_500

En otros casos sentirás que al dar estarás perdiendo algo, y si ese es el caso, tendrás que practicar y practicar hasta sentir que no necesitas nada a cambio para hacer a una persona feliz, mucho menos a una persona que quieres.

Publicidad

Aunque no lo creas, dar ofrece poder, y no sobre esa persona, sino para fortalecer su relación. Y con dar no me refiero a regalar cosas caras, sino tal vez dar un masaje después de un día pesado, o un beso antes de irse a dormir.

Recibir

¿Ubicas a esas personas que no pueden recibir un halago? Si recibir algo, sea un regalo o un gesto gentil, te hace sentir como si les debieras algo, tal vez sería bueno que practicaras de manera regular.

Recibir quiere decir que confías y aceptas que alguien te quiere por la forma en que eres, así tal cual. Y recibir es un tema particularmente sensible en el sexo; la mayoría de las mujeres no quieren aceptar que SU placer es importante, y siempre deberían recibirlo con los brazos abiertos.

Tomar

Publicidad

Los hombres aprenden a tomar lo que quieren para ser sexualmente asertivos. Y las mujeres aprenden a dar para satisfacer. Pero eso no funciona, a veces ambos tienen que dar y recibir para disfrutar.

Beso-Jasmine-Aladdin-Balcon-80367

La asertividad te ayudará a tener un buen trabajo y una gran relación. Y al tomar algo no tienes que hacerlo de manera agresiva; hay una gran diferencia entre ser asertiva y agresiva. La primera es saludable, y la otra lastima a los demás.

Piensa en la frase “tomarse su tiempo.” Al hacer esto te das permiso de disfrutar algo, de reflexionar, de pensar y de aprovechar lo que tienes para ser asertiva.

Rechazar

Desafortunadamente no se puede cambiar fácilmente. Las mujeres cargamos con mucha presión y un pasado cultural  difícil, y crecimos con tantos tabúes, que es complicado aprender a decir no.

En primer lugar hay que aprender a identificar lo que nos hace daño, y lo que no. En segundo, a aprender a rechazar aquello que sabemos que podría hacernos mal. Por amor se pueden hacer un sinfín de cosas, pero nunca valdrá la pena si nos dañamos a nosotras mismas.

tumblr_n01bluwQLF1tprbhjo1_500

Jugar

La habilidad de ser juguetona es importante en una relación. Desde el momento en que nacimos y nos relacionamos con los demás al jugar, aprendemos a confiar y a tomar riesgos. Y de esta forma descubrimos mucho de la otra persona y lo compatibles que podríamos ser.

Y también es un factor importante durante el sexo, pues no sólo mantiene viva la llama de la pasión, sino que también vuelve todo interesante.

Por Andrea Bouchot

5 verbos que cambiarán tu vida amorosa ¡por completo!