6 hombres que no necesitas en tu vida

Estos hombres sólo traen malas noticias. Y sin importar qué tantos los ames, y qué tan buenos amantes sean, deberías hacer el gran intento de evitarlos. No será fácil (oh, vaya que no), pero si no lo haces desde ahora, luego podría ser demasiado tarde

El ‘aferrado’: ¿Qué haces? ¿Qué piensas? ¿Me extrañas? ¿Puedo verte más tarde? ¿Estás hablando con otros chicos? ¿Por qué no me contestas? El aferrado se aferrará a tu teléfono como si su vida dependiera de ello. Si no tiene nada más qué hacer, te querrá ahí las 24 horas del día y te mandará miles y miles de mensajes. Ser aferrado no es lindo, es molesto.

Ver más: Tácticas infalibles para encontrar al hombre de tu vida

El que no te respeta enfrente de sus amigos: Un hombre que ama a una mujer hará que sus amigos la respeten. Si estás saliendo con alguien que habla mal de ti enfrente de tus amigos, querida, no es para ti, ¡déjalo! El respeto ante nada, cariño.

El que te trata mal: No te mereces a un hombre que te haga sentir mal todo el tiempo. Si se la pasa tratándote mal, ¡aléjate! ¿Por qué haría algo así? ¿Se siente mal? No importa, no trates de rescatarlo. La verdad es que hombres así no valen la pena y no tienen arreglo.

El que lo sabe todo: Este chico cree saberlo todo. Ya viajó a la luna, conoce la cura del cáncer, puede revertir el calentamiento global e inventó el internet. Lo sabe todo y hace que todos lo sepan. Y si quieres enseñarle algo, él ya lo sabe, y si quieres corregirlo… uy, mejor ni lo intentes.

Publicidad

El hijo de mamá: Un hombre que ama a su madre es maravilloso, quiere decir que respeta a las mujeres y posiblemente te vaya a tratar bien. Sin embargo, hay hombres que se lo llevan al extremo. Posiblemente nunca vayas a preparar el caldo de pollo como su mamá. No puede ni siquiera comprar una playera sin la autorización de su madre, y la escucha más a ella que a ti. Es un hijo de mamá, y aunque tierno, no tiene espacio para amar a alguien más que a su mami.

El gym freak: Este chavo no sólo vive en el gym, sino que podría dar clases en él. Por si fuera poco, tiene sus comidas planeadas, cuenta sus calorías (a pesar de tener un buen peso), ¡y todo el tiempo lo ves con ropa deportiva! Lo más seguro es que se tarde más en prepararse que tú, y tenga toda una rutina de belleza planeada. Y digo, estar saludables está bien, pero este chico está obsesionado consigo mismo.

Por Andrea Bouchot

Imagen: Archivo Eme

6 hombres que no necesitas en tu vida

Publicidad

Más de Equipo Eme