Conversaciones que toda pareja debe tener antes de comprometerse

Attractive Woman Listening to Her Boyfriend
Portrait of an attractive woman seriously listening to her boyfriend while on a date

Antes de comprometerse se deben tomar ciertos temas que pueden ser incómodos para ambos. Pero son esenciales para descubrir si lo suyo resultará

Puede que ambos ya estén de acuerdo en cómo se celebrará su boda. Sin embargo, por muy importante que sientan que es este tema existen algunos que son mucho más primordiales.

Ver más: Obstáculos que toda pareja debe evitar

Te puede interesar: Lo que ellos buscan en una relación formal

Si quieren vivir en armonía es necesario estar de acuerdo en todo, sin importar que piensen igual. Así no guardarán ningún tipo de secreto y se evitarán discusiones futuras.

Temas que tenemos que tocar antes de comprometerse

Temas que tenemos que tocar antes de comprometerse

Publicidad

Locación

Puede que se sientan a gusto en una pequeño departamento, pero a medida que la relación crece se debe empezar a crear un hogar. En este caso puede que ambos piensen muy diferente, puede que tu quieras vivir en los suburbios y él en medio de la ciudad. Esto suena como un problema pero sin lugar a dudas se puede solucionar si solo se sientan a hablar para llegar a un acuerdo.

Niños

No solo se tiene que decir si quieren formar una familia o no. Sino cuándo querrán empezar a tener niños. Puede que tu pareja quiere empezar inmediatamente y tu quieres esperar un par de años. Sea como sea ambos deben tomar esa decisión juntos y sin ningún tipo de rencores.

Apellido

Antes del gran día se tiene que poner de acuerdo con este tema. Si deseas mantener tu apellido debes decirlo, aunque también pueden hacer uso de sus apellidos juntos. Este tema también debe estar solucionado al momento de tener su primer hijo, ya que deben saber cómo lo llamarán.

Religión

Debemos resolver lo que esperamos de nuestra pareja. Si es un creyente y tu no, él debe respetar tu decisión tanto como tú la de él. Este tema también incluirá a los niños, ya que se debe tomar la decisión con qué religión crecerán.

Finanzas

Tanto la religión como el dinero son temas muy delicados porque pueden terminar en discusiones. En esta conversación se tiene que decir los gastos de cada uno, los objetivos y, por supuesto, las deudas. Al resolver esto pueden empezar a reunir en conjunto para comprar una casa o departamento o planear una vacaciones.

Publicidad

Más de Yessica Mardelli