¿Cuáles son los miedos sexuales de los hombres?

En esta ocasión les escribimos a los hombres que dicen que leen Eme para entendernos mejor. Para devolver el favor, compartimos algunas ideas del libro El hombre sexualmente feliz. Del mito a la verdad científica del sexólogo argentino Juan Carlos Kusnetzoff, que señala factores que generan inseguridad sexual en los hombres. Sí, ellos también la sufren, así que a informarse

Miedo a no gustar

Ver más: Inseguridades sexuales de los hombres

El deseo de agradar a una mujer forma parte del contexto interpersonal necesario a los fundamentos de su identidad.

Miedo a no saber “encarar”

Al acercarse a una mujer, el hombre puede temer al rechazo. La necesidad de tener ciertas garantías de éxito puede retardar el acercamiento a la pareja potencial.

Publicidad

Miedo a lo que sucederá

Cuando estos hombres llegan al acto sexual están preocupados. El resultado: una intensa pérdida de la espontaneidad, carencia de placer y déficit en la calidad de la erección.

Miedo a no tener la erección

Muchos temen ser rechazados si no tienen rápidamente una erección. Esto solo es posible -y no en todos los casos- cuando se es joven. A medida que aumenta la edad, las condiciones físicas son diferentes.

Miedo a “ya no rendir”

Publicidad

Muchos hombres de más de 45 años desean tener la misma calidad y prontitud de reacción que 25 años atrás. Se sienten “impotentes” y “viejos”.

Miedo a la “primera vez”

La primera vez con cada mujer puede producir mucha inhibición, lo cual posiblemente se traduzca en debilidad o falta de erección.

Miedo a repetir el pasado

En el acto sexual inicial, el hombre puede sentirse presionado. Esto es pasajero en unos casos, pero en otros se mantiene.

Miedo a perder “el torneo”

Ya sea porque han tenido malas experiencias previas o por factores psicológicos, para algunos hombres el sexo es un torneo y ganarlo depende de una buena erección.

Miedo a defraudar al espectador “real”

Hay hombres que buscan exhibir como trofeo las erecciones, orgasmos y mujeres.

Miedo a defraudar al espectador “interno”

El “público” está dentro de nosotros y reprocha cuando las cosas no salen como esperamos.