Las parejas que esperan para tener sexo tienen mejores matrimonios

pareja enamorada

Guardar la castidad hasta el matrimonio puede ser considerado algo pasado de moda, pero un nuevo estudio reveló que es beneficioso para la relación

Relacionada: Parejas que tienen más sexo ¿ganan más? 

Ver más: ¿Cuánto sexo te hace feliz?

Relacionada: ¿Cada cuánto se debe tener sexo?

El National Marriage Project de Estados Unidos realizó una investigación la cual demostró que las parejas que demoran el inicio de las relaciones sexuales tienen posibilidades más altas de tener un matrimonio feliz.

“Las experiencias que tienen (o no tienen) con sus cónyuges antes de casarse están también relacionadas a la calidad de su matrimonio”, aseguró Galena Rhoades una de las autoras del estudio.

Publicidad

Los investigadores explicaron que las parejas que comenzó su relación con sexo casual, tenían una calidad marital mucho más baja. Mientras aquellas que esperaron para tener sexo, reportaron niveles de felicidad conyugal más altas.

Galena Rhoades y Scott Stanley, autores de la investigación, aseguran existen muchas explicaciones para estos resultados, “una es que algunas personas que ya son más propensas a dificultades en relaciones románticas –tales como personas que son impulsivas o inseguras–, también son más propensas a tener sexo casual”.

“Aquellos en nuestro estudio que reportaron que su relación comenzó con sexo casual también tendió a reportar tener más parejas sexuales”, dijeron.

Otra explicación sería que aquellos matrimonios que empezaron con sexo casual podrían ser relaciones enfocadas únicamente en los físico, dejando por fuera los intereses como valores y futuro.

“Ciertamente, muchas relaciones que comienzan con sexo casual no terminan en matrimonio, pero de aquellas que sí, algunas tendrán parejas que estaban principalmente unidas debido a la atracción sexual antes de que pudieran evaluarse el uno al otro sobre otros aspectos importantes de compatibilidad”, aseguró Stanley.

Publicidad

Asimismo, descubrieron que las parejas que vivían juntas antes de casarse reportaron niveles menores de calidad marital, en comparación de aquellos que esperaron para mudarse juntos.

“Las parejas que cohabitan compran muebles juntos, adoptan mascotas, firman arrendamientos y se acostumbran a una rutina de vivir en un cierto lugar juntos, todas restricciones que pueden mantener a las personas en una relación incluso cuando no están seguros de que quieren permanecer”, explican los investigadores.

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más