¿Están listos para casarse? Identifica las señales

Señales para saber si están listos para casarse

Muchas parejas creen que están listos para casarse porque se aman mucho. Pero el matrimonio es mucho más que eso, se tiene que tener una gran confianza y empatía para lograrlo.

Aunque amar a alguien y tener una relación aparentemente perfecta es probable que parezca lo suficiente como para que corras al altar, casarte requiere más que solo amor. Para muchos, hay algunos signos que te permiten saber realmente que es hora de decir “Sí” y cruzar el umbral hacia una eternidad juntos.

Ver más: 9 razones por las que a las mujeres listas se les dificulta encontrar el amor

El objetivo es encontrar a alguien que comparta tus mismos valores, quiera las mismas cosas para la relación que ustedes tienen. Naturalmente está de acuerdo contigo en cómo obtener esas cosas. Y por último, pero no menos importante, tenga una profundidad mutua de amor y deseo por el uno al otro.

Puede ser fácil caer en las razones sociales de por qué deberían apresurarse a casarse. Pero mientras revisas tu lista de puntos para demostrar por qué estás lista, recuerda que una boda es por un día, pero tu matrimonio – si eliges bien – te durará toda la vida.

Aquí hay algunas maneras para saber que realmente estás listos para casarse, no solo para la boda.

Publicidad

¿Están listos para casarse realmente? ¡Descúbrelo!

¿Sabes si están listos para casarse realmente? ¡Descúbrelo!

Hábitos financieros

Esta es la razón principal detrás de muchos divorcios. Y con justa razón. El dinero es todo un tema, si uno de ustedes gasta de más y el otro ahorra muchísimo, sus finanzas estarán en peligro. Por lo que también ponen en danger su relación.

La meta es el equilibrio, y desde ahorita deberían platicarlo.

Metas sexuales y expectativas

Cuando eran adolescentes podían tener relaciones todos los días. Pero después de un par de años, será completamente normal un bajón de su apetito sexual. Aún así, ¿ambos lo saben?

Porque igual y se deseen todo el tiempo, pero no podrán satisfacer sus necesidades sexuales en algún momento, ya sea por trabajo, falta de tiempo, hijos o demás.

Publicidad

¿Lo han hablado? ¿Están dispuestos a esperar?

Ya vivieron juntos y hay compatibilidad

Cuando viven juntos antes de casarse, descubren si realmente pueden convivir y tienen compatibilidad. Descubrirás cómo saber si tu pareja y tú están listos para casarsequé tan tolerante eres y qué tanto puedes ceder. Cada quien tiene hábitos de estilos de vida completamente diferentes y tal vez tú no estás dispuesta a vivir con alguien TAN desordenado como tu pareja.

De igual manera, ¿qué tanto pueden adaptar sus horarios de trabajo y de vacaciones? Crees que todo será de color de rosa, pero habrá que sobrellevar muchas complicaciones.

Han hablado de hijos y religión

¿Van a tener hijos? Y si es así, ¿cuántos?

¿Qué tanto tiempo gastarán con su familia? ¿Qué rol jugarán en sus vidas? Y, ¿de religión? ¿Acaso ambos son católicos o ateos? ¿Con qué religión crecerán sus hijos?

Estos son temas importantes en una pareja, si nunca los han discutido, definitivamente no pueden casarse.

Tienes más de 25

Varios estudios sugieren que nuestros cerebros no se han desarrollado completamente hasta los 25… Así que hacer este tipo de decisiones antes de esa edad no es nada recomendable.

Estás enamorado de alguien con quien realmente quieres pasar el resto de tu vida

Aunque muchas personas pueden fantasear con casarse cuando son jóvenes, quienes digan que están listos para casarse y que ni siquiera estén en una relación, solo están persiguiendo el estado civil.

Quienquiera que esté contigo debe ser el catalizador o la razón por la que de repente tienes pensamientos sobre el matrimonio.

señales para saber si están listos para casarseEn otras palabras, esta persona cumplió con los requisitos de checklist indispensable y logró superar los hitos en tu proceso de selección de pareja. La compatibilidad triunfa sobre el compromiso. Los gustos similares y los opuestos atraen a los abogados de divorcios.

Lo mejor es dejar que tu relación evolucione de manera natural en pensamientos sobre el matrimonio, que perseguir cada relación con el matrimonio en mente.

Sabes lo que realmente les gusta

¿Tu pareja parece hacer todo perfectamente? ¿Están siempre de acuerdo o parecen comprometerse con todo lo que dice?

Uno de los errores más grandes que cualquiera puede cometer es comprometerse o casarse con alguien que realmente no conoces. Es importante no tomar decisiones de por vida mientras aún estás en la” fase de encaprichamiento “o al comienzo de un nuevo noviazgo.

Es casi un cliché escuchar a alguien decir: No es la misma persona de la que me enamoré.

¡Se necesita tiempo para conocer realmente a alguien! Solo hay dos formas de experimentar la alegría y la paz mental en las relaciones. O conseguimos lo que queremos o aprendemos a ser felices con lo que tenemos. Acepte tal como es o siga adelante. La elección depende de ti.”

Al darse cuenta de que su cónyuge no es perfecto, pero decidir amarlos de todos modos es un claro indicador de que un gran matrimonio puede estar en su futuro.

No estás intentando salvarlo

Independientemente del compromiso que puedes tener con tu pareja, si estás tratando de salvarlos de sus propios problemas, como la deuda, la adicción a las drogas o el alcohol, los problemas legales o incluso sus exasperios, no debes pensar en el matrimonio.

Están listos para casarse ¡Descúbrelo!La vida es demasiado corta para asumir proyectos o tratar de convertir el agua en vino. El objetivo es encontrar a alguien que ya sea lo que quieres en una pareja.

Con demasiada frecuencia, cuando se trata de asuntos del corazón, las personas descartan la práctica. Creen que las cosas simplemente funcionarán con el tiempo. Nunca separes tu mente de tu corazón cuando tomes decisiones de relación. El propósito de la mente es proteger el corazón. El sufrimiento es opcional.

En lugar de romantizar obstáculos o desafíos y convertir una relación llena de drama en un matrimonio, encuentra a alguien que pueda darte las cosas que realmente quieres y necesitas sin cambiarlas. Así te aproximarás de estar listos para casarse.

Estás preparado para hacer un esfuerzo continuo para mantener viva la magia

Aunque las relaciones, y los matrimonios, generalmente se consideran “trabajo duro”, el trabajo realmente duro es encontrar a la pareja adecuada. Todo después de eso es solo un “trabajo de amor”.

Esencialmente, las relaciones son como los jardines que requieren cuidados o de lo contrario morirán. Nadie tiene que casarse o tener un jardín.

Sin embargo, si es algo que quieres, entonces lo más maduro y responsable es hacer lo que sea necesario para mantenerlo y que prospere.

La comunicación honesta es el GPS para las relaciones, porque que te permite saber en qué dirección te diriges.