¡Quiero un novio!… ¿O no?

Foto: vistamagazine.com

Hace poco, leí esta frase: “Abre tu corazón y no tengas miedo que te lo rompan. Los corazones rotos se curan, los corazones protegidos acaban protegidos en piedra”, me pareció entre divertido y lapidario, porque mucha gente decide no buscar un compañero porque ha sido herido muchas veces … y es que el amor es una aventura y a pesar que no hay fórmula, ni reglas hay maneras de afinar el radar y realizar una mejor selección.

Pregúntate primero si quieres una pareja. Escucho a diario quejas de amigas, conocidas y desconocidas que añoran tener a alguien a su lado, pero una vez que alguien se acerca, salen corriendo o espantan a quien se atreve a acercarse. Entonces, preguntate ¿para qué quieres una pareja? Para divertirte, tener sexo recreativo y solo disfrutar, ¿quieres a alguien que sea el padre de tus hijos o alguien con quien pasar los domingos?

Ver más: Por esto debes terminar con tu pareja

El amor requiere trabajo, constancia y si bien respeto a quienes creen en el amor a primera vista yo soy de la corriente que piensa que el amor se construye con el tiempo, con las experiencias conjuntas y con el pasar de la vida.

¡Arriésguense, mis queridas lectoras! Arriésguense a enamorarse y me cuentan cómo les va.

Michela Guarente es educadora y sexóloga. Síguela en Twitter como @michelaguarente

Publicidad