¿Cómo ahuyentar al cáncer de piel? 4 consejos sencillos para protegerte

Cómo proteger tu piel

La protección solar probablemente sea la manera más facil de prevenir millones de casos de cáncer de piel cada año. Sin embargo, sabemos que se te olvida proteger tu piel y ponerte protector solar. A todos nos pasa lo mismo.

De hecho, un estudio reciente mostró que solo 14% de los hombres estadounidenses y 30% de las mujeres estadounidenses se ponen regularmente protector solar en la cara y otras pieles expuestas antes de salir al exterior durante más de una hora.

Ver más: Descubre cuál es el protector solar ideal para tu piel

Entonces, ¿qué necesitas saber para proteger tu piel del sol? Aquí hay 10 consejos para tener en cuenta al empezar el verano.

¡4 consejos para proteger tu piel de los rayos solares!

Proteger tu piel de la radiación ultravioleta (UV) es importante durante todo el año, no solo durante el verano o en la playa. Los rayos UV del sol pueden llegar a ti en días nublados y brumosos. Así como en días soleados y luminosos.

Estos rayos también se reflejan en superficies como el agua, el cemento, la arena y la nieve. El bronceado en interiores (usar una cama, cabina o lámpara solar para broncearse) expone a los usuarios a la radiación UV and even worse!

Publicidad

Las horas entre las 10 a.m. y las 4 p.m, el horario de ahorro de luz diurna (de 9 a.m. a 3 p.m. hora estándar) es el más peligroso para la exposición a rayos UV en el exterior. Los rayos UV de la luz solar son los más grandes a fines de la primavera y principios del verano en América del Norte, so you better beware.

Centers for Disease Control and Prevention recomiendan opciones fáciles para la protección contra la radiación UV:

Busca la sombra

Una forma obvia pero muy importante de limitar tu exposición a la luz UV es evitar estar al aire libre bajo la luz solar directa durante demasiado tiempo. Esto es particularmente importante entre las 10 am y las 4 pm, cuando la luz UV es más fuerte.

Si no estás seguro de cuán fuertes son los rayos del sol, usa la prueba de sombra. Si tu sombra es más corta que tu los rayos del sol son los más fuertes y es importante protegerse.

Cómo cuidarte tu piel del cáncer

Publicidad

Proteger tu piel con ropa, ¡yes!

Cuando estés al sol, usa ropa para cubrir tu piel. La ropa proporciona diferentes niveles de protección UV. Las camisas de manga larga, los pantalones largos o las faldas largas cubren la mayoría de la piel y son las más protectoras. Los colores oscuros generalmente proporcionan más protección que los colores claros. Una tela fuertemente tejida protege mejor que la ropa suelta.

Ten en cuenta que el encubrimiento no bloquea todos los rayos. Si puedes ver la luz a través de un tejido, los rayos UV también pueden pasar.

Muchas compañías ahora confeccionan prendas livianas, cómodas y que protegen contra la exposición a los rayos UV, incluso cuando están mojadas. Tiende a ser más tejido, y algunos tienen recubrimientos especiales para ayudar a absorber los rayos UV.

Estas prendas de protección solar pueden tener una etiqueta con el valor del factor de protección UV (UPF) (el nivel de protección que proporciona la prenda contra los rayos UV del sol, en una escala de 15 a 50). Cuanto mayor sea la UPF, mayor será la protección contra los rayos UV.

Algunos productos, que se utilizan como detergentes para la ropa en una lavadora, pueden aumentar el valor UPF de la ropa que ya posee. Pueden agregar una capa de protección UV a tu ropa sin cambiar el color o la textura.

Esto puede ser útil, pero no está exactamente claro cuánto contribuye a protegerlo de los rayos UV. Por lo que es importante seguir los otros pasos que se enumeran aquí.

Usar protector solar

El protector solar es un producto que se coloca en la piel para protegerte más que bien. Pero es importante saber que el filtro solar es solo un filtro, no bloquea todos los rayos. Además, el protector solar no debe utilizarse como una forma de prolongar tu tiempo bajo el sol.

Incluso con el uso adecuado del filtro solar, algunos rayos UV todavía pasan. Seems like they are not invincible.

Proteger tu piel del cáncer

Debido a esto, el protector solar no debe considerarse como tu primera línea de defensa. Considera la protección solar como una parte del plan de proteger tu piel contra el cáncer de piel. Especialmente, si permanecer en la sombra y usar ropa protectora no está disponible como tus primeras opciones.

Los protectores solares están disponibles en muchas formas: lociones, cremas, pomadas, geles, aerosoles, toallitas y bálsamos para los labios, entre otros.

Algunos cosméticos, como cremas hidratantes, lápices labiales y bases, se consideran productos de protección solar si los mismos lo indican. También, ciertos tipos de maquillaje contienen protector solar. But of course, tienes que revisar la etiqueta: el maquillaje, incluido el lápiz labial, sin protector solar no brinda protección solar.

Lee las etiquetas

Al elegir un protector solar, asegúrase de leer la etiqueta. Se recomiendan protectores solares con protección de amplio espectro (contra los rayos UVA y UVB) y con valores de factor de protección solar (SPF) de 30 o más.

Factor de protección solar (SPF): el número de SPF es el nivel de protección que brinda el filtro solar contra los rayos UVB, que son la causa principal de las quemaduras solares. Un mayor número de SPF significa más protección UVB (aunque no dice nada sobre la protección UVA).

Por ejemplo, al aplicar un protector solar SPF 30 correctamente, obtienes el equivalente a 1 minuto de rayos UVB por cada 30 minutos que pasas al sol.

Okay, final thoughts…

  • Permanece en la sombra, especialmente durante las horas del mediodía.
  • Usa ropa que cubra sus brazos y piernas.
  • Colócate un sombrero con ala ancha para sombrear tu cara, cabeza, orejas y cuello.
  • Ponte gafas de sol que envuelvan y bloqueen los rayos UVA y UVB.
  • Usa protector solar con un factor de protección solar (SPF) de 15 o más, y protección UVA y UVB (amplio espectro).
  • Evita el bronceado indoors

Más de Deniz Grey Caballero