Si quieres superar tus miedos y fobias debes seguir estas recomendaciones

Cómo superar los miedos

Cómo superar los miedos sin caer en la desesperación. El miedo es una de las emociones más negativas, porque puede llegar a paralizarte ante un hecho o inclusive ante el futuro. Sin embargo, la psicología moderna ha detectado ciertas maneras efectivas de evitarlos, o por lo menos controlarlos.

Cuando sentimos miedo es en el momento donde en realidad nos damos cuenta de que estamos vivos. de que todos somos vulnerables a algo y de que cada cosa, por más fatal que parezca, tiene solución. Muchas son las cosas positivas que puedes sacar de superar tus temores, así que si tienes miedo al futuro, a montarte en un avión o al fracaso, sigue estos consejos.

Ver más: Cómo superar el miedo a enamorarse de nuevo

superar los miedos

 

Cómo superar los miedos

6 pasos para superar los miedos te serán de mucha ayuda:

Descúbrelos

Para reconocer un miedo hay que tener conciencia del mismo. Anota en una libreta cuáles son tus miedos en la vida, reconoce cada uno de ellos y, lo más importante, descubre por qué esa situación te causa tanto temor.

Publicidad

-Esto te ayudará a tomar el control y a comenzar a enfrentar el problema-

Razona

El miedo es ese par de palabras o frase que está escrita en una hoja de papel. No puede atacarte, no vive, por lo tanto, no podrá controlarte. En este momento debes razonar qué es lo peor que pueda pasar contigo y a tu alrededor si eso sucede. Toma en cuenta que en el mundo muchas personas han pasado por eso y también han tenido miedo, pero solo es eso:

-Miedo, no es una realidad-

La vida es ahora

La mayoría de los miedos están fundamentados en cosas que puedan pasar en el futuro, y mientras tienes miedo al futuro te estás perdiendo el presente. Si miras tu pasado podrás encontrar más de una ocasión en la que has dejado de hacer algo que querías porque tenías miedo.

No puedes dejar que algo intangible viva por ti, tu vida es tuya y siempre podrás cambiar lo que no te gusta.

Publicidad

Asegúrate de haber identificado la raíz del problema. Por más que sea una situación incómoda, reconocerlo y aceptarlo siempre será lo mejor. Al hacerlo, comenzará a perder su poder. El juego mental es la mitad de la batalla.

Para superarlo solo debes RESPIRAR. La respiración rápida y superficial a menudo es un catalizador de la ansiedad. Si puedes controlar tu respiración, puedes mantener tu mente enfocada y en control, lo que te proporcionará una gran fortaleza a medida que intentes conquistar tu miedo. Inhala por la nariz y bota por la boca. Exhala durante aproximadamente el doble de la cantidad de tiempo que inhalas. Este es un método comprobado para reducir la ansiedad y superar los miedos.

-No es válido tenerle miedo al miedo-

Modifica tus pensamientos

Ser más positivo te permitirá tener frecuentemente pensamientos positivos. Cada vez que un pensamiento negativo vinculado a tu miedo aparezca en tu mente:

-prueba a cambiarlo por uno positivo-

Asume que solo son eso, pensamientos, y que puedes hacer con ellos lo que quieras porque están lejos de ser realidad.

Cada vez que pronuncies una frase negativa, repite en tu mente una versión positiva. Para ello debes VISUALIZAR lo que deseas lograr. Visualízate superando ese miedo en un escenario en tiempo real, hazlo lo más vivo posible y con la mayor cantidad de detalles. Repita regularmente y comenzarás a sentirse normal, o al menos más cómodo. Esta es la mejor forma de comenzar a  superar los miedos.

Relájate 

Cuando vives de manera temerosa, teniendo miedo constantemente, tu cuerpo también se ve afectado

  • Adopta una postura rígida
  • Tus músculos se tensan
  • La mente se nubl
  • El corazón se acelera

Lo mejor que puedes hacer por ti y para despedirte de tus miedos es buscar disciplinas relajantes como el yoga o iniciar clases de meditación para conseguir el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Metas a alcanzar

Para superar los  miedos, colócate metas, empieza poco a poco a hacer pequeñas cosas que no te atrevías a hacer y que están vinculadas con el miedo.

Esta es la mejor manera de enfrentarlo y verás que poco a poco mientras vas cumpliendo cada prueba:

-irás acercándote más a desprenderte por completo de tu miedo-

Encuentra a alguien que te acompañe en el viaje y te ayude en el camino. Tener a alguien a tu lado quita la carga de tus hombros y proporciona el impulso adicional para hacerlo. Esto es universalmente aplicable, ya sea que quieras ir más al gimnasio, conquistar miedos. O cualquier cosa que requiera un poco de formación de patrones.

Actúa para lograrlo

Mantente concentrada, keep calm y poco a poco lograrás los objetivos. Desde un miedo a emprender algo o hasta alguna fobia. Debes estar centrada en la meta que deseas y la única forma es actuando para ello. Desaparece cualquier duda haciéndote estas sencillas preguntas:
¿Es un miedo que puedo eliminar?
¿Evita que yo sea feliz?
¿Está haciendo que me pierda de cosas importantes en mi vida?
Si la respuesta es “sí, sin duda debes actuar de forma inmediata para eliminarlo. Toda fobia tiene alguna razón, sin embargo, nada es más grande que las ganas de seguir adelante. Nunca lo olvides, no estás sola. Existen cientos de personas a tu alrededor que te ayudarán a superar los miedos.

Para concluir, recuerda: el miedo en sí mismo es solo un elegante mecanismo de supervivencia que nosotros mismos podemos dominar.

Al conquistar y superar los miedos y forzar tus propios límites, te empezarás a tener resultados positivos. Si estás luchando por acabarlos de forma efectiva, debes aplicar diariamente estos consejos. Ya verás que con el tiempo podrás alcanzar ese objetivos que el temor evita que tengas. No dejes que tu cerebro juegue con tus ganas de surgir.

Siempre será difícil, pero sí es posible. Tú eres más grande que cualquiera de ellos.


La verdad es que no existe un “camino fácil” o un camino corto en este proceso. La forma de vencer el miedo es abordarlos de frente, no correr a su alrededor. Comienza poco a poco y ve rompiendo progresivamente tus límites. Con cada pequeña victoria, ganarás el coraje para enfrentarte al siguiente, y  descubrirás tu valor en el proceso.

Más de Lailyn Buvat