¡Consejos para prevenir las alergias de forma sencilla!

prevenir las alergias

Tener los ojos enrojecidos, tos, picazón en la nariz y garganta son síntomas normales. Por eso, conoce cómo prevenir las alergias


Los cambios de temperatura constantes se han convertido en algo cotidiano para nosotros. Sin embargo, ¿conoces cómo esto afecta a tu organismo?

Ver más: ¿Gripe, resfriado o alergia? ¡Mejórate rápido al conocer sus diferencias!

No solo el polvo o las picadas de algunos insectos son culpables de generar alergias fuertes en las personas, los cambios climáticos también lo hacen. Por eso, hoy en Eme de Mujer te daremos algunos tips para que logres combatir esas molestas alergias de esta época del año.

Principales síntomas

La congestión nasal, malestares corporales, dolores de cabeza y picazón en la nariz son los principales síntomas de una alergia. Esto suelen ser confundidos con los indicios de gripe, por ello debemos estar atentas para aprender a diferenciar estos dos padecimientos.

Agosto y septiembre son meses claves, pues en esta época las temperaturas suelen variar y provocar grandes ciclos de alergias en las personas. Por eso, debes tener en cuanta estos simples tips al momento de tratar esta situación:

Publicidad

Consejos para prevenir las alergias

recetas latina para aliviar el resfriado

Evita los cambios de temperatura

Si estás en US, será complicado que estés bajo una misma temperatura por mucho tiempo. No obstante, si sabes que esto suele perjudicar tu salud, es fundamental que empieces a tratarlo.

Mantente abrigada en todo momento. No dejes que el frío o el calor predomine -todo dependerá el estado en el que te encuentres- trata de conservar una temperatura normal, que vaya acorde con el clima fuera de tu casa.

Asimismo, si sientes que en la noche estornudas más de lo normal o que a esa hora se incrementa la falta de respiración, lo más probable es que el cambio de temperatura sea el responsable de tu malestar. Los síntomas más comunes en estos casos son: estornudos constantes y congestión nasal en la noche.

¡No te quedes en lugares cerrados!

El polvo SIEMPRE será nuestro peor enemigo. Y esto se debe a que las alergias suelen estar asociadas -en su mayoría- a estas pequeñas partículas. Por eso, es de gran importancia que alejemos a nuestros hijos -y a nosotros mismos- de este tipo de espacios. Sobre todo de mayo a septiembre…

Publicidad

Procura no estar en contacto con libros viejos, estantes sin limpiar, etc. Sin duda, para prevenir las alergias es fundamental eliminar al polvo de nuestra vida.

No siempre es bueno el aire acondicionado…

Como mencionamos anteriormente, los cambios de temperaturas son nuestros enemigos #1 en esta época. Así que si estás en casa, abre las ventanas. Esto permitirá que el viento corra y el polvo se vaya. También es aconsejable usar humidificadores y filtros anti polen en el carro así como en el aire acondicionado de los cuartos y demás zonas del hogar.

A pesar de que sentirás un poco más de calor, verás que la alergia desaparecerá en tan solo un día. Asimismo, recuerda hacerle mantenimiento a tu aire acondicionado. Esta es la única forma de garantizar que las alergias no te fastidien más, por lo menos por lo que queda de año…

Be careful with the plants!

¡El polen puede ser tu oponente más letal!

Las narices sensibles suelen sufrir cuando la época del polen llega. Por eso, si eres muy alérgica a las flores, y los productos químicos generan reacciones en ti las anteriormente mencionadas, trata de mantenerte al margen y no tocarlos; ni usarlos como opción de limpieza. Si debes hacer los deberes del hogar, utiliza un tapaboca o mascarilla.

Además, ten cuidado con las picaduras de los animales mientras estés cerca de las plantas.

Así como aparecen las flores, también lo hacen las abejas. Por eso, ten mucho cuidado. Recuerda tener antialérgicos, alimentarte correctamente para tener las defensas y el sistema inmune en óptimas condiciones, y en todo caso visitar a un especialista.

Algunos remedios naturales para aliviar la congestión nasal producto de las alergias

Evitar la gripe: ¿cuándo empieza la temporada de influenza y cómo cuidarnos?

Prevenir las alergias comienza por cuidarnos. Pero si aún así sientes malestar, te recomendamos estas soluciones efectivas:

Colocar la cara en vapor y tratar de respirar normalmente

Hierve en una olla dos litros de agua, sumerge en el agua hirviendo dos ramas de eucalipto. Procura que estas ramitas estén llenas de esta hoja. Espera a que salga el vapor de la olla y respira lentamente, inhala y exhala hasta sientas alivio. Mantén una distancia prudente para evitar que tu cara se queme con el calor.

Las altas temperaturas ayudan a eliminar los mocos atascados. Ayudando así a las fosas nasales al momento de buscar el aire necesario. Esto es perfecto para aquellas personas que sufren de algún padecimiento en las vías respiratorias. Ya que con el vapor, estas sustancias son liberadas. Con ello evitas que se queden pegadas dentro de la nariz, ya que esto provocaría una posible sinusitis o un empeoramiento de la misma.

Lavar la nariz con agua salada 

Una congestión nasal puede ser una excelente excusa para ir a la playa. Otra opción es aplicar en las fosas nasales solución salina para eliminar la mucosidad. Puedes colocarla en gotas o con spray.

Los componentes del agua salada ayuda a debilitar las partículas que componen a los mocos. Por ello, cuando vamos a la playa las personas suelen estar soplando su nariz constantemente. Este es uno de los mejores y más efectivos remedios caseros para la congestión nasal de forma natural. Solo debes agregar tres dedos de agua y una cucharada de sal. Revuélvelo bien y trata de inhalar un poco de esta agua por la nariz afectada.

Toma mucha agua

Cuando tienes congestión nasal debes continuar con la norma de beber agua diariamente, lo común es tomar tres litros. Esto evita bloqueos en los senos paranasales. Antes de dormir, un té o manzanilla es una excelente idea, te relajará y aliviará el malestar.

De igual forma, casi todos los líquidos pueden ayudarte a mantener hidratado al cuerpo cuando se está enfermo. Esto incluye el agua, las bebidas deportivas o incluso jugos. Ayudan a diluir la mucosidad en sus fosas nasales, expulsando los líquidos de tu nariz y disminuyendo la presión en sus senos paranasales. Menos presión significa menos inflamación e irritación. Si tu congestión nasal está acompañada por un dolor de garganta, el té caliente y la sopa también ayudarán a aliviar la incomodidad en su garganta.
Consejos para prevenir las alergias

Más de Lailyn Buvat

5 medicamentos que debes tener en casa de forma obligatoria

Ideales para esta temporada de bacterias...
Leer más