Nuevo estudio: los productos lácteos podrían ser beneficiosos para el corazón

Productos lácteos podrían ser beneficiosos para la salud cardiovascular según un nuevo estudio

Justo cuando te acostumbrabas a comer solo queso bajo en grasa o sin grasa, al igual que con la leche y el yogurt, llega otro estudio que dice: “Hey, la leche no es tan mala para tu corazón después de todo”. De hecho, la nueva investigación sugiere que, con moderación, los productos lácteos podrían reducir el riesgo de enfermedades cardíaca y accidentes cerebrovasculares.

Pero antes de abastecerse de galones de leche entera cremosa y ruedas gigantes de queso cheddar, algunos expertos advierten que, incluso con este nuevo estudio, la investigación en materia de lácteos sigue siendo tan mezclada como un batido con alto contenido de grasa.

Ver más: 6 razones por las que no deberías tomar leche

¿Qué encontró el estudio?

El estudio Prospective Urban Rural Epidemiology (PURE), publicado el 11 de septiembre en The Lancet, abarcó 21 países e involucró a más de 135,000 personas. Los investigadores siguieron a las personas durante aproximadamente nueve años.

Descubrieron que las personas que consumían más de dos porciones al día de leche, queso o yogur tenían tasas más Cuál es la verdad sobre los productos lácteosbajas de enfermedad cardiovascular y fallecimiento por esta causa. En comparación con las que comían menos. Esto era cierto incluso para las personas que comían solo lácteos enteros.

Los investigadores escriben que comer productos lácteos “no debería desalentarse y quizás incluso debería alentarse en países de bajos y medianos ingresos donde el consumo de productos lácteos es bajo”. Pues las personas en esos países comen menos lácteos que en América del Norte y Europa, explican.

Publicidad

El autor del estudio Mahshid Dehghan, PhD, investigador del Population Health Research Institute en Canadá, dijo a The Guardian, que las personas que viven en países más establecidos económicamente que no comen muchos derivados lácteos también podrían beneficiarse al agregar más leche, queso o yogurt a su dieta.

Los productos lácteos con grasa completa ganaron su mala reputación porque contienen altas cantidades de grasas saturadas. Lo que eleva el nivel de colesterol LDL (“malo”), un factor de riesgo para las enfermedades del corazón.

La grasa adicional también agrega calorías a su dieta, lo que puede llevar a un aumento de peso. Los investigadores, sin embargo, señalan que los lácteos contienen muchos nutrientes que son buenos para nosotros, que incluyen:

  • Aminoácidos
  • Grasas no saturadas
  • Vitaminas K-1 y K-2
  • Calcio
  • Probióticos

Por lo tanto, centrarse solo en las grasas saturadas nos hace perdernos estos beneficios.

Siempre con moderación…

Dehghan dijo que la moderación es la clave. De esta manera, las personas que ya comen de seis a siete porciones por día de productos lácteos no deberían comer más.

Publicidad

Las pautas dietéticas de EE. UU. para estadounidenses 2020 recomiendan que los adultos consuman de dos a tres tazas equivalentes por día de productos lácteos descremados o sin grasa. Seis onzas de yogurt sin grasa equivalen a 3/4 de taza de lácteos. Una onza y media de queso cheddar es igual a 1 taza de lácteos. Las pautas también incluyen bebidas de soja fortificadas en esta categoría.

¿Cambiará este estudio las pautas nutricionales estadounidenses?

El Dr. Andrew Freeman, cardiólogo de National Jewish Health en Denver, Colorado, dijo que los resultados de este estudio habían sido un poco exagerados por los medios.

“Este estudio es interesante e intrigante. Pero no creo que vaya a cambiar la forma en la que yo, u otras personas que están familiarizadas con la nutrición”, dijo.

La leche y el yogurt podrían ser buenos para el corazónEn un artículo publicado a principios de este año en el American Journal of Medicine, él y sus colegas describen algunas de las limitaciones del estudio PURE. Una de ellas, es el uso de los cuestionarios de frecuencia de alimentos. Los que requieren que las personas recuerden con qué frecuencia y la cantidad de lácteos que comieron.

Los críticos dicen que estas no son una representación exacta de lo que come la gente. Los autores del nuevo estudio, sin embargo, escriben que son “bastante útiles”. Ello cuando se comparan grupos de personas, como el alto, mediano y bajo consumo de lácteos.

También, algunos expertos en salud están felices de ver que las grasas una vez demonizadas son bienvenidas de nuevo al redil nutricional.

La investigación is moving backwards. Esta demuestra que tener grasa en la dieta permite que la gente tenga un poco más de la saciedad. Ser menos propensos a comer en exceso”, dijo Ángel Planells, nutricionista y dietista registrada y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.

No obstante, Freeman advierte que debe observar la investigación general, no solo un estudio.

Este estudio sugiere que puede haber beneficios de los lácteos. Pero hay bastantes otros estudios en los últimos años que fueron muy bien hechos que sugieren que podría haber un daño proveniente de ellos, explicó Freeman

Uno de estos, es un estudio realizado en Suecia en 2014. Este encontró que las mujeres que bebían tres o más vasos de leche al día tenían 93 por ciento más probabilidades de morir. En comparación con aquellos que bebían menos de un vaso por día. Esto incluyó mayores tasas de muerte por enfermedad cardiovascular.

Otros estudios han encontrado vínculos entre comer más productos lácteos y un mayor riesgo de fracturas óseas, cáncer de mama, cáncer de ovario y cáncer de próstata.

“Cuando miras otras investigaciones junto con este estudio, ¿qué puedes concluir?”, dijo Freeman. “La respuesta es: no creo que podamos llegar a una decisión firme”.

¿Consumir los productos lácteos o no?

Entonces, cuando entras en el pasillo del supermercado, ¿deberías abrazar u omitir la sección de lácteos?

“Se han mencionado muchas preocupaciones a lo largo de los años con respecto a los productos lácteos”, dijo Freeman.

Los productos lácteos podrían ser saludables para el corazón, según un nuevo estudio“Diría que probablemente todavía debería ser limitado. Y si se consume, debe consumirse en pequeñas cantidades e idealmente con menos grasa”.

Planells está de acuerdo en que la moderación es la clave, but he’s still a fan. “Lo bueno de consumir leche o yogur es que obtienes un paquete completo de nutrientes en cada porción”.

¿Qué hay del contenido de grasa? Planells recomienda leche baja en grasa, pero yogurt griego con mayor contenido graso. Así te ayudarás a sentirte lleno y a darte un impulso proteico adicional.

También reconoce que los lácteos no son para todos. “A algunas personas les gustan los productos lácteos, Otras personas desprecian los productos lácteos”, dijo Planells. “Para algunos, no comer lácteos es una decisión ética, si eres vegano, o tal vez tienes una alergia”.

Para estas personas, hay otras maneras de obtener la nutrición que se encuentra en la leche. Siempre que sean conscientes de obtener todos los nutrientes. Aunque Freeman, no cree que los productos lácteos sean esenciales.

Somos la única especie en el planeta que busca y bebe activamente la leche materna de otro animal, manifestó Freeman.

Más de Deniz Grey Caballero