¡Conoce las partes del cuerpo donde es más doloroso tatuarse!

lugares donde es más doloroso tatuarse

La resistencia al dolor es un tema muy personal, y esto dependerá de cada persona. Pues lo que para ti puede representar un gran sufrimiento, quizá para tu amiga no sea más que un pequeño y leve pellizco en la piel. Por eso conoce los lugares donde es más doloroso tatuarse.


Los tatuajes no son un tema reciente de los millennials. Estos datan desde los inicios de las civilizaciones, ya que era utilizados como forma de representación de las tribus, y para demostrar estatus dentro de una sociedad. Sin embargo, esto ha venido evolucionando conforme pasa el tiempo. Ahora, estas expresiones artísticas han pasado de ser un símbolo cultural, a -en algunos casos- una moda generacional.

Ver más: Mitos sobre los tatuajes

Si bien no todas tenemos la misma tolerancia al dolor, algo es seguro: estas zonas, sin importar lo valiente que seamos, duelen mucho al tatuarlas. Y es que en ellas la piel es más delgada y los huesos se sienten más. Dos factores claves para sacarnos un par de lágrimas.

Es por eso que recopilamos cinco de los lugares donde es más doloroso tatuarse. Si después de leer esto, aún tienes ganas de someterte a la aguja ¡felicitaciones! Te aseguramos que más de una cambiará de idea…

Are you ready?

Publicidad

Lugares donde es más doloroso tatuarse

Palma de las manos, los pies y las costillas

En ellos, prácticamente, no vamos a encontrar depósitos de grasa. Así que el roce de la aguja contra la piel va casi directo al hueso, lo que la convierte en una de las zonas más dolorosas. Esto pasa, sobre todo, en los pies de las mujeres, pues la piel es muy delgada y los huesos -al igual que las venas- son muy finos.

Tatuarse en esta zona significa que terminarás sintiendo mucho más la punzada de la aguja… A menos que tenga algunos problemas anatómicos muy inusuales, tus manos y piel son los puntos clave de transmisión de sensaciones.

De igual forma, la zona de las costillas es uno de los lugares donde es más doloroso tatuarse por la sensibilidad de la piel. Por ende, las terminaciones nerviosas allí son más vulnerables que en muchas otras partes del cuerpo. Y aunque es uno de los sitios predilectos de los jóvenes, les aseguramos que la sensación los hará llorar y arrepentirse -por lo menos en ese momento- de esa situación.

Cuello

Publicidad

El cuello es uno de los lugares donde es más doloroso tatuarse. Teniendo en cuenta la cantidad de nervios que se encuentran en tu cuello, es fácil ver por qué la mayoría de las personas deciden elegir otro lugar. La mayoría de quienes tienen un tatuaje en el cuello, incluso con un alto nivel de tolerancia al dolor, lloraron de dolor en su momento.

Esta zona puede ser muy dolorosa, ya que tiene una piel muy fina. Además, los tatuajes en el cuello pueden llegar a ser bastante llamativos. Y no querrás arrepentirte tiempo después…

De igual forma, debes tener cuidado de la parte exacta donde la quieras realizar. Porque recuerda que por ahí se encuentran venas vitales. Y estas no pueden ser afectadas con la tinta de la aguja. Si deseas hacerlo de todos modos, elige a un buen tatuador con experiencia.

Pecho

Si eres muy delgada te tenemos malas noticias: duele mucho tatuarse esta zona. Sin embargo, si tienes grasa o músculos fuertes en esta área no vas a sufrir tanto. Te recomendamos analizar bien esta idea. Y si la respuesta sigue siendo positiva en cuanto a si tatuarte o no, te recomendamos que no elijas figuras muy trabajadas o de gran tamaño.

Aunque cualquiera pensaría que tiene una alta tolerancia al dolor en el pecho, la mayor parte del torso es -en realidad- bastante sensible. Las personas que tienen un tatuaje en esta área a menudo se estremecerán solo con el dolor, y cuando se toma en cuenta el tiempo de curación, puede ser una experiencia bastante desagradable.

Lo mejor para evitar el dolor es adormecer toda la zona con hielo.

Columna

La espalda, debido a su tamaño, es el lienzo perfecto para hacer tatuajes. Sin embargo, gran parte de los nervios del cuerpo se encuentran en esta zona extremadamente sensible.

Al igual que el pecho, esta área tiende a ser difícil de tatuar. Y esto se debe no solo al relieve, sino que también posee venas importantes que se encuentran allí. Esta es la razón por la que la mayoría de los artistas del tatuaje le aconsejan a quienes desean hacerlo que no intenten tatuarse en la columna vertebral o en los hombros.

Y, al igual que con los tatuajes en el pecho, puede llevar tiempo sanar. Dado que es difícil mantener la loción en estas áreas.

Además, un tatuaje en esta zona está propenso a las infecciones…

Rodillas y codos

Realmente este tipo de tatuajes no es muy común. Pues las personas eligen lugares como el antebrazo o el muslo para realizárselos. Sin embargo, sigue siendo un sitio solicitado por el cliente.

La piel se expande constantemente en estos lugares. Es por ello que si el codo o las rodillas son tu sitio elegido para el tatuaje, sentirás que la aguja va directamente al hueso. Y esto se debe a que el hueso está muy cerca de las capas de la piel.

Además, por la textura de la piel en estos lugares, el tatuador tendrá que pasar la aguja varias veces para marcar correctamente la figura.

El abdomen

Sin duda, uno de los los lugares donde es más doloroso tatuarse. Y esto se debe no a las terminaciones nerviosas, sino a la cantidad de organismo cruciales bajo de esta piel.

El estómago, el hígado, el páncreas, entre otros… ¿Te has puesto a pensar cómo se debe sentir una aguja cerca de estos órganos?

Además, esto tiende a ser un área mucho más dolorosa para las mujeres, especialmente durante los días de la menstruación. Para empeorar aún más las cosas, esto no es ni siquiera un área en la que normalmente puedas “despedirte”. Por lo que también te dolerá mientras sana.