Manual de primeros auxilios: ¿qué saber si ocurre alguna emergencia?

manual de primeros auxilios

Las emergencias ocurren en los lugares menos indicados, es por ello que debemos estar preparados para todo. Desde una simple picada alérgica hasta un accidente de tránsito. Este tipo de conocimientos son necesarios, no importa la edad o el idioma. La medicina es una ciencia de precisión, y hoy les traemos un manual de primeros auxilios para pulir esa exactitud que debemos tener al momento de un acontecimiento.

Lo primero que debes hacer es pedir ayuda llamando al 911. Luego, es tu deber tratar de mantener a salvo a esa persona. En ese momento eres el garante de su vida, y por eso debes saber qué hacer para preservarla. Las emergencias suceden en fracción de segundos. Por eso es tan importante conocer y entender qué hacer ante ellas.

Ver más: 10 cosas que toda mujer debe saber en caso de una emergencia

¿Cuáles son las tácticas del manual de primeros auxilios que debes saber?

Resuacitación Cardio Pulmonar: RCP

La maniobra de resucitación o RCP es la táctica más importante al momento de un accidente. A pesar de que es muy sencilla, siempre es mejor tomar una clase para que conozcas los procedimientos adecuados y los hayas practicado de antemano. Pero incluso sin la capacitación oficial, podrías salvar una vida si no hay nadie más con más experiencia en RCP.

De acuerdo con la American Heart Association, se puede realizar una RCP “solo con las manos” para cualquier persona, excepto los recién nacidos. Con esta técnica debes presionar alrededor de 2 pulgadas de profundidad en el pecho a una velocidad de aproximadamente 100 veces por minuto hasta que llegan los paramédicos.

Publicidad

Asimismo, algunos instructores afirman que cantar la canción de BeeGees “Stayin ‘Alive” te ayudará a mantener ese ritmo.


Maniobra de Heimlich

¿No les ha pasado que suelen ver un cartel con este nombre en él cuando van a restaurants?

Esta técnica se realiza cuando la vía aérea de la persona está bloqueada por la comida u otro objeto. Es una de las formas más efectivas para evitar la asfixia de las personas. Sobre todo si hablamos de los niños pequeños o los abuelitos. La presión que se genera debajo del pecho es suficiente para hacer que el aire comprimido expulse al objeto o comida atascada. Y logrando así liberar las tráquea.

Te presentamos un video explicativo en donde podrás entender cómo se realiza esta táctica del manual de primeros auxilios.

Publicidad

Una persona tarda aproximadamente entre 2 y 3 minutos antes de morir por asfixia. Así que debes actuar rápido ya que el tiempo será el mayor enemigo.


Pasos para parar una hemorragia

Existen diferentes tipos de sangrado. Desde un rasguño menor hasta el tipo más peligroso, el sangrado arterial. En cualquier caso, tu objetivo es detener el sangrado lo antes posible. Según la Clínica Mayo, lo que debes hacer es: primero, lavarte las manos. Luego:

  • Haz que la persona se acueste y cúbrela con una manta.
  • Retire la suciedad o los restos evidentes de la herida.Pero deja objetos grandes o lo que están profundamente incrustados. Por ninguna razón debes quitar o tocar cualquier objeto clavado dentro del cuerpo, ya que esto podría provocar una hemorragia interna.
  • Aplique presión continua con un paño. O venda la herida durante -al menos- 20 minutos sin mirar para ver si el sangrado se ha detenido.
  • Añadir más gasa si es necesario.
  • Si el sangrado no se detiene, aplique presión en la arteria:

Los puntos de presión del brazo están en la parte interna del brazo, justo por encima del codo y justo debajo de la axila.

Los puntos de presión de la pierna están justo detrás de la rodilla y en la ingle.


  • Apriete la arteria principal en estas áreas contra el hueso. Con la otra mano, continúa ejerciendo presión sobre la herida.
  • Deja los vendajes en su lugar e inmoviliza la parte del cuerpo lesionada una vez que el sangrado se haya detenido.

Curar una quemadura

Las quemaduras, al igual que las heridas, se clasifican según su intensidad. Están las de primer, segundo y tercer grado. Cada una de ellas se trata de una forma diferente ya que afectó a otras parte que componen a la piel.  Sin embargo, a pesar de que esté en el manual de primeros auxilios, es necesario que la herida sea tratada por un médico. Y esto se debe a que dentro de la piel hay millones de microorganismos que hacen que este órgano funcione.

Según el manual de primeros auxilios, lo primero que debes tener en cuenta es:

Inmediatamente después de una quemadura, corre a buscar y colocar agua fría del grifo sobre la piel durante 10 minutos. Luego, enfría la piel con una compresa húmeda. No pongas hielo, mantequilla o cualquier otra cosa directamente sobre la piel quemada. Limpia la zona afectada suavemente con un jabón suave y agua del grifo. Tome paracetamol (Tylenol) o ibuprofeno para el dolor. Las quemaduras simples que involucran solo la superficie misma de la piel no necesitan apósitos.

De igual forma, lo recomendable en estos casos es colocar agua fría durante al menos 20 minutos.

Por cierto, ese remedio de la mantequilla realmente es un mito…. Aparentemente, la gente colocaba yogurt, pasta de tomate, claras de huevo crudas, papas en rodajas e incluso aceite de cocina en una quemadura. La mantequilla podría ser útil si tiene alquitrán caliente en la piel. Pero de lo contrario, guarda esos otros artículos para tus comidas.

Cómo llevar cargado a una personas más pesada que tú según el manual de primeros auxilios

Por lo general, es mejor dejar a una persona que está herida donde está hasta que llegue la ayuda médica. Nunca debes mover a una persona que pueda tener una lesión en la cabeza, el cuello o la columna vertebral. Sin embargo, es posible que necesites trasladar a alguien a un lugar más seguro. Si no eres muy fuerte o esa persona es más pesada que tú, aquí tienes cómo levantarla sin lastimarte en el proceso:

  • Con la persona frente a ti, toma su brazo y pásalo por encima del hombro.
  • Arrodíllate o agáchate para que el centro de la persona esté contra tu hombro.
  • Empuja hacia arriba con sus piernas y caderas para pararse. No te inclines hacia adelante o te lastimarás la espalda.
  • Ahora colgarán a la persona sobre tu hombro y podrás caminar.