Conoce las vacunas que deben tener los niños de 6 años en adelante

Estas inyecciones son sumamente importantes para proteger a tu hijo contra enfermedades clásicas. El tétanos, poliomielitis, sarampión, paperas e influenza son algunas de las más conocidas. Pero, ¿sabes cuáles son las vacunas que deben tener los niños? Toma nota y asegúrate que tu pequeño las posea.

Los niños pequeños corren un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas. Y esto se debe a que su sistema inmune aún no ha desarrollado las defensas necesarias para combatir infecciones  graves. Las vacunas se aplican desde los primeros meses de nacimiento para protegerlos antes de que estén expuestos a virus más peligrosos.

Ver más: Vacunas esenciales para el back to school

Todos estos remedios se elaboran con versiones debilitadas o muertas de bacterias o virus que ocasionan ciertas enfermedades. Cuando esta se inyecta es inyectada el sistema inmune realiza un ataque que estimula la producción de anticuerpos. Luego de que se producen, se mantienen activos en el organismo. Por eso, si tu hijo se contagia de una enfermedad, los anticuerpos estarán listos para combatirla.

¿Por qué colocar las vacunas en el tiempo adecuado?

La vacunación protege a los niños de enfermedades graves y complicaciones en el sistema inmune. Por eso, desde que los bebés nacen los obstetricias y pediatras hacen énfasis en colocar las vacunas pertinentes en la edad correcta. Y esto se debe a que, a pesar de que durante el embarazo obtuvieron los nutrientes necesarios, su sistema inmunológico no está preparado para la cantidad de gérmes y bacterias del mundo real.

Publicidad

Vacunas que deben tener los niños de 6 años en adelante

Tdap:

Esta es la primera vacuna que le debes colocar a tu pequeño.  Pero no te preocupes, son tres antídotos en uno. Protege al bebé contra la difteria, el tétanos y la tos ferina. Se administra como una serie de 5 inyecciones, la primera cuando tu hijo tiene 2 meses y la última cuando tiene entre 4 y 6 años.

Sin embargo, la puedes aplicar por parte:

  •  2 meses.
  •  4 meses.
  • 6 meses.
  • Entre los 15 y 18 meses
  • Entre los 4 y 6 años.
  • Y por último, un refuerzo a los 11 o 12 años.

Hepatitis A:

Es una de las enfermedades más antiguas. Desde hace más de 50 años se coloca esta inyección y los resultados los notarás por el resto de tu vida.

vacunas que deben tener los niños

Se debe colocar:
  • Entre los 12 y 23 meses de edad, serían dos dosis con una separación entre 6 a 18 meses.

Hepatitis B:

Publicidad

Esta es una de las vacunas que deben tener los niños apenas nacen. Su fin se basa en ayuda a prevenir infecciones causados por el virus de la hepatitis B (VHB). Esta es una grave infección del hígado que puede provocar cáncer de hígado. La vacuna se administra en una serie de 3 inyecciones, y se debe colocar a estas edades:

  • Al nacer.
  • Entre el primero y segundo mes de vida.
  • Entre los 6 y 18 meses.

Hib:

La vacuna Hib ayuda a prevenir Haemophilus influenzatype B, una de las principales causas de enfermedades graves en los niños. Puede provocar meningitis, neumonía y una infección grave de la garganta. La vacuna Hib se administra en una serie de tres o cuatro inyecciones. Desde los 2 meses hasta los 15 meses.

Se debe colocar:

  • Primero a los 2 meses
  • Luego, 4 meses.
  • A los 6 meses, pero si tu pequeño recibió la vacuna PedvaxHIB o Comvax a los 2 y los 4 meses, no la necesitará.
  • Por último, entre los 12 y 15 meses.

Influenza:

Esta vacuna se crea para protegerlo de la gripe y la influenza H1N1. Este es un virus que tomó forma a partir del 2010 y actualmente es considerado uno de los más peligrosos para los bebés.  Aunque no una edad en específico para colocarla, se recomienda hacerlo a partir de los 6 meses de edad. 

MMR:

Tu pediatra concordará con nosotras cuando decimos que esta figura entre el top 3 de las vacunas que debe tener un niño antes de los dos años. Y esto se debe a que previene enfermedades mortales como el sarampión, paperas y la rubeola.

El sarampión causa fiebre, sarpullido, tos, secreción nasal y ojos rojos y llorosos. Las complicaciones pueden incluir infección del oído, diarrea, neumonía, daño cerebral y muerte.

Las paperas causan fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, cansancio, pérdida de apetito e inflamación de las glándulas salivales. Aunque no es mortal, te aseguramos que la agonía que vivirá tu pequeño será notoria. Por eso, aplica esta vacuna a tiempo.

La rubeola, por otro lado, causa fiebre, dolor de garganta, erupción cutánea, dolor de cabeza y picazón en los ojos. Si una mujer contrae rubéola mientras está embarazada, podría tener un aborto espontáneo o su bebé podría nacer con graves defectos de nacimiento. Es sumamente importante que tanto la madre como el hijo tengan esta inyección.

Para los bebés, se debe colocar:

  • Entre los 12 y 15 meses.
  • Y un refuerzo a los 4 y 6 años.

Poliomielitis (IPV):

Niños con autismo encuentran alivio en el surf

Es una de de las más importantes vacunas que deben tener los niños, ya que ayuda a prevenir la Polio. Se administra cuatro veces como una inyección. Esta enfermedad -si afecta a tu bebé- puede causar dolor muscular y parálisis de una o ambas piernas o brazos. Además, puede paralizar los músculos utilizados para respirar y tragar. Por ende, puede llevar a la muerte. Se debe colocar:

  • 2-3 meses.
  • 4 meses.
  • Luego, entre los 6 y 18 meses.
  • Finalmente, a los 4 y 6 años.

Rotavirus:

Esta es una de las vacunas que deben tener los niños desde los dos primeros meses de nacidos. Tu hijo recibirá dos dosis, a los 2 y 4 meses de edad. O, por otro lado, una serie de tres dosis, a los 2, 4 y 6 meses de edad. Esto según lo que recomiende el pediatra. Sin embargo, todas las dosis deben administrarse antes de los 8 meses de edad.

El rotavirus es un virus que causa diarrea, principalmente, en bebés y niños pequeños. La diarrea puede ser severa y causar deshidratación. Además, puede generar vómitos y fiebre en los pequeños.

Entonces, se debe colocar:

  • La primera a los 2 meses.
  • 4 meses.
  • 6 meses

Varicela:

La vacuna contra la varicela ayuda a prevenir esta enfermdad. Se administra a los niños una vez después de los 12 meses de edad y de nuevo a los 4 a los 6 años. O, en alguno casos, a los niños mayores si nunca han tenido varicela o si no han sido vacunados.

En resumen, se debe colocar:

  • Entre los 12 y 15 meses.
  • Luego a los 4 y 6 años.
  • A los adolescentes mayores de 13 años si jamás han sufrido de este virus.

Riesgos de no vacunar a tus hijos

bebe con peluche

Es natural querer comprender los riesgos potenciales de la vacunación. Especialmente cuando los beneficios son invisibles, aunque sepamos que realmente estos le durarán para toda la vida. Nunca sabrás cuántas veces tu hijo estará expuesto a una enfermedad previsible. 

Es una realidad, las vacunas salvan vidas. Por ello, los colegios de los Estados Unidos se cercioran de que tu pequeño tenga las correctas. Los riesgos de no colocarlas va de la mano con el ambiente en el que el niño se vaya a desenvolver. Si va a estar expuesto a la naturaleza, las posibilidades de contraer virus como la influenza o rotavirus son mucho más elevadas que si estuviera permanentemente en casa.

Varias de estas enfermedades no se presentan a edades tempranas. Sin embargo, la aparición de ellas a partir de la adolescencia se puede convertir en mortales. Un gran ejemplo de esto es la varicela o rubeola. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud asegura que la gama de vacunas que deben tener los niños aumenta exponencialmente conforme pasa el tiempo. Y esto se debe a que poco a poco los virus van adaptando nuevas formas y se van haciendo inmunes.

Si quieres proteger a tu hijo, lo mejor es colocarles sus vacunas a la edad recomendada por el pediatra de confianza.


Entonces, ¿tu hijo tienes todas las vacunas que deben tener los niños?

Más de Lailyn Buvat