Revivamos las bodas reales más hermosas de la última década #RoyalWeddingFever

Una boda real es un acontecimiento inigualable, repasemos las últimas y más hermosas de la década

Si piensas que una boda real puede ser frívola o fascinante, es innegable que ganan más atención de los medios y de nosotros que cualquier otro evento.

Todos los ojos y cámaras del mundo se posan en los altares, en los vestidos, las flores y sobre todo en las historias que se desprenden de este romántico encuentro, que a pesar de ser un momento muy especial en la vida de los novios, también se convierte en un espectáculo digno de admirar para todo el público.

Ver más: La madre de Meghan Markle ya llegó a Londres ¡Y sigue rompiendo tradiciones!

En cualquier caso de boda real, incluso las relativamente sencillas, suelen ser fascinantes. Y estas celebraciones son más comunes de lo que podríamos pensar.

Desde Inglaterra hasta España, se han presenciado unas cuantas royal weddings impactantes durante esta última década. El acontecimiento, despierta el frenesí mediático y nuestro fanático enloquecido. Sin embargo, algunas tienen unas historias de amor tan románticas como comunes. ¿Las conoces?

Cualquier boda real es un acontecimiento digno de recordar ¡Hagamos un repaso por las últimas de la década!

Boda real: las ceremonias más hermosas de la última década

Publicidad

Príncipe Carl Philip de Suecia y Sofía Hellqvist

El príncipe Carl Philip de Suecia, el único hijo del Rey Carl XVI Gustaf, se casó con Sofia Hellqvist.

Hellqvist se desempeñaba como modelo y estrella de reality shows. Al igual que en Windsor, Inglaterra, la prensa siguió cuidadosamente la vida romántica del príncipe sueco. Así que la boda fue una gran evento mediático. Incluso fue transmitido en vivo en la estación de televisión pública nacional de Suecia.

Publicidad

La ceremonia tuvo lugar en la Capilla Real, Slottskyrkan, durante el verano en Estocolmo. Y después del sí acepto, el príncipe y la nueva princesa cabalgaron a través de una parte de la ciudad en un carruaje tirado por caballos seguido de escoltas militares a caballo.

Luego hicieron una aparición en el balcón del palacio, donde Philip deleitó a su pueblo con un hermoso discurso. Ahora, la pareja tiene dos hijos y los pequeños se encuentran en la quinta y sexta posición en la línea para el trono sueco.

El príncipe mismo es el cuarto en la fila después de la hija mayor del rey, la princesa heredera Victoria, y sus dos hijos.

La Princesa Victoria de Suecia y Daniel Westling

La princesa Victoria de Suecia se casó con Daniel Westling en 2010. Sin embargo, el compromiso y el matrimonio no fueron una sorpresa. La pareja había estado saliendo desde el 2000, y Westling se mudó a su propio apartamento en el palacio real meses antes de que él y Victoria anunciaran su compromiso.

Esta historia de amor pudo haberle sucedido a cualquiera. Casarse con un príncipe o una princesa, podría ser incluso cuestión de casualidad, así que no pierdas las esperanzas.

Victoria conoció a Daniel mientras él trabajaba como su entrenador personal en un gimnasio. Westling en principio, fue hasta objeto de burlas en la prensa por su acento rural. Pues Daniel se crió en una pequeña ciudad del centro de Suecia.

¡Ya sabes! Cualquiera podría ser the royal lucky one

Entre las cosas curiosas, Victoria está en la posibilidad de ascender al trono de Suecia y se convertiría en la primera mujer monarca en el país en más de 300 años.

Esto se debe a que el padre de la princesa, el Rey Carl XVI Gustaf, cambió las reglas para permitir que el hijo mayor, independientemente de su género, se convierta en monarca.

Antes, solo los herederos varones eran elegibles para el trono. Por lo que Victoria es una de las tres únicas herederas femeninas en el mundo. ¿Say what?

Esta boda real ha sido una de las más recientes recientes han sido entre miembros de la realeza y “plebeyos”. Sin embargo, ese no es siempre el caso y como ejemplo de ello, el siguiente romance.

Príncipe Guillaume de Luxemburgo y condesa Stephanie

En 2012, el príncipe Guillaume, heredero del trono de Luxemburgo, se casó con la condesa Stephanie de Lannoy, quien proviene de una familia belga que remonta su nobleza al siglo XIII.

La pareja se conocía desde hacía muchos años antes de empezar a salir. Y este amor, sinceramente fue un fiestón o dos…

Guillaume y Stephanie tuvieron su boda civil, un día antes de la ceremonia religiosa. Ambos fueron acompañados por eventos públicos, incluyendo ferias callejeras, espectáculos de fuegos artificiales y conciertos.

Muchos miembros de la realeza europea, celebridades y miembros de la élite asistieron a las diversas ceremonias y recepciones. Aunque como todo no podía ser color rosa, una persona no pudo estar presente. Tristemente, la madre de Stephanie falleció dos meses antes de la boda real.

Príncipe Guillermo, el duque de Cambridge y Kate Middleton

El hermano mayor del príncipe Harry, el príncipe Guillermo, se casó con Catherine “Kate” Middleton en 2011 en lo que fue una de las bodas reales más vistas desde que la madre de William, Diana, se casó con el príncipe Carlos en 1981.

Que Guillermo y Kate se casaran era de esperarse. La hermosa pareja salió durante ocho años después de conocerse en la universidad.

Para esta ocasión, la boda real tuvo lugar en la Abadía de Westminster y fue comparada favorablemente con la boda de la princesa Diana, 30 años antes.

Guillermo y Kate celebraron con el público mediante un paseo en carruaje justo después de la ceremonia. No obstante, todos estamos claros de la magnitud que tuvo esta unión.

No solo en Inglaterra, donde se realizaron aproximadamente 5000 fiestas en la ciudad, si no en todo el mundo. Muchos vieron el evento a través de una transmisión en vivo en YouTube. Pero muchos no hace honores… Millones de personas.

Después de la celebración, los nuevos esposos pospusieron su luna de miel por casi dos semanas para que William pudiera terminar su período como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate.

Mantuvieron con éxito en secreto, su destino de luna de miel, una isla privada en las Seychelles. Y de lo que se rumora es que también fue de ensueño, como la boda, obviamente. 

Príncipe Alberto II de Mónaco y Charlene Wittstock

El príncipe Alberto II heredó el trono de su padre, Rainier III, en 2005. Poco después, comenzó a salir con Charlene Wittstock, una nadadora olímpica de Sudáfrica.

La lista de invitados a la boda incluyó representantes de la familia real de todo el mundo, políticos, incluyendo media docena de presidentes sentados y una impresionante lista de celebridades y atletas.

Hubo dos días de celebraciones públicas en Mónaco para conmemorar las ceremonias civiles y religiosas. Los esposos hicieron una aparición en el escenario durante un concierto público gratuito. Lugar que además se adornó con un espectáculo de fuegos artificiales.

Como las cosas tenía que mantenerse simples, en ese concierto fueron acompañados por 100.000 personas. También se celebró una recepción privada en la famosa Opera de Monte Carlo, con las estrellas de la ópera Andrea Bocelli y Renee Fleming animando el lugar.

Príncipe Harry y Meghan Markle: los nuevos duques de Sussex

La magnífica boda de Meghan y Harry tuvo lugar en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. Después de caminar por el pasillo con sus damas de honor, sus pages boys, y más tarde con el príncipe Carlos, Meghan se encontró con su príncipe en el altar.

Boda real entre Meghan Markle y el príncipe Harry

Pero esta historia está tan reciente que nos la conocemos de memoria. Harry y Meghan se conocieron por una amiga en común, la diseñadora Misha Noono. Y desde que anunciaron su compromiso el 27 de noviembre del año pasado, la pareja no dejó de demostrar su amor y su peculiar relación frente al público.

La verdad, es que esta boda real fue tan mediática no solo porque se trata de un miembro de la realeza, sino porque los ahora esposos llevaron con total naturalidad su romance ante el mundo.

Una boda real es un espectáculo digno de admirar

Si a esto le añadimos que Meghan era modelo y actriz, aparte de ser estadounidense, pues obtenemos la bomba de atención que muy bien sabemos que recibió.

Y sí, ya se nos casó el último soltero de la casa inglesa, pero estamos seguras que vendrán más momentos mágicos como este.

¿Tendremos otra boda real pronto?

Más de Deniz Grey Caballero