Aretha Franklin: ¿por qué “Respect” se convirtió en el himno de las mujeres?

muere aretha franklin

Con gran tristeza, el mundo de la música empieza a despedirse de la reina del soul, Aretha Franklin, quien murió a la edad de 76 años. Ello después de haberse reportado en los últimos días que la cantante se encontraba bajo un estado delicado de salud.

La triste noticia sucedió mientras se encontraba en un hospital de Detroit y aunque su situación era anunciada como grave, no nos esperábamos la lamentable pérdida.

Ver más: La niña que baila al ritmo de Aretha Franklin que te dejará sin palabras

Franklin, que se iba a retirar de la música en vivo en febrero de 2019, se presentó por última vez en vivo en noviembre pasado en la gala anual de Elton John’s AIDS Foundation. Ella confirmó su retiro al presentador de noticias y amigo cercano Evrod Cassimy. Y aunque anunciaba su retiro, simultáneamente informaba sobre sus planes para trabajar en un nuevo disco con Stevie Wonder.

We say a little prayer for you. 😢 Fique em paz rainha do Soul #ArethaFranklin

A post shared by Letiane da Ponte (@leti.daponte) on

Publicidad

Ella canceló las fechas de su gira en marzo después de que el médico de confianza le dijese que “descansara por completo” durante al menos dos meses. Uno de los shows habría marcado el 76 ° cumpleaños de la cantante de Respect.

Nacida en 1942, Franklin se ganó el título de “Reina del Soul” por sus servicios a la música desde finales de los años 60. Después de haber firmado con Atlantic Records en 1967, logró un gran éxito con canciones como Spanish Harlem, I Say a Little Prayer y (You Make Me Feel Like) A Natural Woman.

Primero cantó como parte de un evangelio en una iglesia de Detroit, donde su padre, era el pastor antes de emprender una carrera de tiempo completo en 1960.

Publicidad
En 1987, Franklin vendió más de 75 millones de discos en todo el mundo. Fue entonces la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama del Rock and Roll.

Los otros 18 destacados ganadores del Grammy también incluyen una aparición especial en el clásico de culto The Blues Brothers (1980). Y una actuación en 1998 en la que reemplazó al cantante de ópera Luciano Pavarotti en el famoso aria de la canción “Nessun dorma”.

En 2015, redujo a Barack Obama a lágrimas con una interpretación de (You Make Me Feel Like) A Natural Woman. Durante una ceremonia en honor a los escritores de la canción Gerry Goffin y Carole King.

En pocas palabras, Aretha Franklin marcó historia en su género y lo hizo con muchos de sus temas. Sin embargo, uno de ellos quedaría para siempre en la memoria de la gente para adoptarlo como el himno de innumerables motivos y una canción feminista.

¿Por qué Respect se convirtió en el himno de muchas causas?

Cuando Aretha Franklin lanzó Respect en 1967, el mundo nunca había escuchado algo así. Había sacado una canción escrita y grabada por primera vez por Otis Redding y la volteado de pies a cabeza. Era una mujer que exigía respeto por parte de un hombre, y no al revés.

“Había escuchado su versión”, le dijo Aretha a The Post en 1987. “Y me gustó su versión. Por supuesto, sentí que podía aportarle algo nuevo “. And yes she did!

Un sentimiento que hacía mucho tiempo venía macerándose fue componente esencial para que la canción tomara vuelo. Y la misma llegó a Estados Unidos en un momento en el que el país estaba en plena revolución.

Las protestas contra la guerra de Vietnam estaban creciendo. Los disturbios raciales se apoderaban de docenas de ciudades estadounidenses. Mientras tanto, el “respeto” de Franklin se elevó al primer puesto en las listas y permaneció allí durante meses.

Se convertiría en un himno para los derechos civiles y los movimientos de las mujeres. Franklin, que entonces tenía solo 24 años, lo infundió con una exigencia conmovedora y revolucionaria. Una declaración de independencia que no se arrepintió, no se comprometió y jamás se quebrantó.

¿Cuándo se convirtió en una canción de mujeres?

Otis Redding, un compositor y una estrella que marcó diversos éxitos, había grabado Respect en 1965. Pero la versión de Franklin fue única en algunos aspectos importantes.

“La versión original de Otis Redding es una canción genial”, dijo David Ritz, autor de la biografía Respect: La vida de Aretha Franklin.

Canta con todo su corazón, pero Aretha, en su reinvención, lo personaliza: “Me vas respetar cuando vuelvas a casa.” Allí se transforma en algo femenino.

Pero su versión es tan profunda y tan llena de angustia, determinación, tenacidad y todas estas emociones contradictorias, que así fue como transformó en un himno.

Antes de llegar al estudio, Franklin y sus hermanas habían trabajado en el ritmo y las pistas.

“Mi hermana Carolyn y yo nos juntamos y ella vivía en un pequeño apartamento en el lado oeste de Detroit, junto al vidrio de la ventana, mirando pasar los autos- y se nos ocurrió esa línea infame, “sock it to me”. Según le dijo a Terry Gross de Fresh Air en 1999.

“Algunas de las chicas decían eso a los muchachos, como “sock it to me that way” o “sock it to me in this way”. “No era para nada sexual. Era solo una frase caché.

También fue idea de Aretha Franklin deletrear “R-E-S-P-E-C-T”

Ella deconstruyó y reconstruyó la canción. “Le dio otro ritmo que la canción original no tenía. Agregó partes de fondo. Antes de que cantara la parte principal, cambió el ritmo y reescribió todas estas voces de fondo“, comentó Ritz.

De la misma forma en que un ingeniero podría desmontar un motor y volver a armarlo, ella lo hizo con la canción, dijo Ritz

Adquirió una universalidad que el original nunca tuvo. Creo que es un crédito para su genialidad. Ella fue capaz de hacer mucho con eso. Debería haber sido incluida en la lista como coproductora de la canción”, declaró David.

La reinvención de Franklin de Respect está marcada por una urgencia y la respuesta a una necesidad. Cosas que la versión original no hacía. 

Then It becomes politic

Cuando Franklin grabó la canción, ella no estaba tratando de convertirla en un himno político. En todo caso, la canción fue personal.

Sin embargo, la canción se hizo popular con el movimiento del black-power movement, feministas y activistas de derechos humanos en todo el mundo. Su atractivo sigue siendo poderoso. En el último año, se ha convertido en un símbolo del movimiento #MeToo.

Aretha Franklin creció en Detroit, donde su padre, el reverendo C.L. Franklin, predicó la teología de la black-liberation y dirigió un grupo New Bethel Baptist Church. Ahí fue donde una joven Aretha aprendió a cantar sobre la espiritualidad y el evangelio.

“Sus servicios fueron transmitidos localmente y en otros mercados urbanos de todo el país. 60 de sus sermones, incluido el legendario The Eagle Stirreth Her Nest fueron lanzados en forma de álbum”, según el Salón de la Fama del Rock and Roll “.

El reverendo Franklin se rodeaba de los líderes más grandes del momento.

Y seguro ya imaginan quién es uno de ellos.

Franklin fue amigo y colega de Martin Luther King, Jesse Jackson, Adam Clayton Powell Jr. y otras figuras clave del movimiento por los derechos civiles.

Dos meses antes de la marcha de 1963 en Washington, C.L. Franklin encabezó una marcha de la libertad en Detroit, caminando con King.

“Papá había estado predicando el black pride durante décadas. Y como pueblo había redescubierto lo hermoso que era realmente serlo y estábamos haciendo eco de ello.” Dígalo en voz alta, soy negro, y estoy orgulloso”, expresó Aretha.

Por ello, también su nombre y motivaciones se involucraron en tendencias políticas y movimientos por los derechos humanos. Había pasado de ser una cantante por pasión y entretenimiento…

A una cantante con propósito, cuyas acciones estaban en la mira de todos.

Así, una canción con el poder que emanaba -y lo sigue haciendo- como Respect tenía todos los elementos para convertirse en lo que hoy es. Un canto hacia el respeto, la igualdad y también hacia el amor.