Celebridades que se convierten en héroes en la vida real

Los famosos tienden a interpretar papeles heroicos en sus películas, pero esto no significa que no lo sean en la vida real

En muchas ocasiones los vemos vestidos o maquillados encarnando superhéroes, pero en ocasiones dejan atrás esas prendas para ayudar a las personas en la vida real.

Ver más: La Bella & la Bestia, un flashback de fantasía

Ryan Gosling

Este guapo actor es uno de los más solicitado en Hollywood, gracias a su talento y atractivo. Pero en ocasiones deja atrás las películas para convertirse en un héroe. Gosling se metió en medio de una pelea para separar a dos hombres que discutían por un cuadro.

Publicidad

Brad Pitt

Cuando se trata de este actor miles de seguidores hacen colas para verlo aunque sea por unos segundos, estas avalanchas pueden resultar peligrosas. Eso fue lo que sucedió en Gran Canaria donde Pitt salvó a una pequeña niña de ser aplastada por un grupo de seguidores.

Hugh Jackman

Sin necesidad de las garras e inmortalidad de Wolverine, Hugh Jackman se convirtió en un héroe al salvar a su hijo Oscar y otros dos bañistas que estaban siendo arrastrados por unas fuertes corrientes del mar, en su país natal Australia.

Publicidad

https://www.youtube.com/watch?v=_rcTFnqPb8A

Patrick Dempsey

Patrick Dempsey

Este actor salvó muchas vidas en la serie de televisión Anatomía de Grey, sin embargo, en la vida real Dempsey ayudó a un joven que sufrió un accidente automovilístico cerca de su casa en Malibú. El artista vio presenció el suceso y salió al rescate del hombre que estaba trancado dentro del vehículo, con ayuda de una palanca lo pudo sacar y llamar a una ambulancia.

Mila Kunis

Mila Kunis

La esposa de Ashton Kutcher salvó la vida de un hombre de 50 años que sufrió un ataque mientras trabajaba en su casa. La actriz pidió ayuda rápidamente para que llamara a una ambulancia mientras ella lo colocaba en una posición segura para evitar que se tragara la lengua. Al llegar el rescate, Kunis lo acompañó hasta el hospital para asegurarse que estaba fuera de peligro.

Más de Yessica Mardelli