La historia detrás del ‘Happy Birthday, Mr. President’

El 19 de mayo de 1962 en el Madison Square Garden, en Nueva York se celebró el cumpleaños adelantado de quien era en aquel entonces el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, sin embargo, la persona que robó toda la atención fue la actriz Marilyn Monroe.

Vistiendo un vestido ajustado que resaltaba todas sus curvas, Marilyn subió al escenario y cantó de una forma sensual el Happy Birthday, pero detrás de esta inocente presentación hay una oscura historia.

Ver más: Las mejores frases de Marilyn Monroe para celebrar su cumpleaños

Marie Irvine, quien fue durante muchos años la maquilladora y confidente de Monroe, decidió contar la historia.

Cuando Marilyn recibió la invitación para el cumpleaños del presidente no disimuló su alegría y sin importar que todavía estaba en medio del rodaje “Something’s Got to Give”, se fue sin ningún permiso de la compañía, lo que causó que la despidieran. Sin embargo, su coprotagonista Dean Martin presionó a la compañía para que la recontrataran.

maquilladora marilyn

Publicidad

La maquilladora Irvine contó la historia en una entrevista con Daphne Barack, la cual será transmitida en algunas semanas. Esta asegura que el verdadero motivo de Marilyn era estar a solar con el presidente, su gran obsesión.

El romance entre Kennedy y Monroe empezó cuando se conocieron en una cena privada. Al día siguiente el presidente la invitó a un viaje que haría sin su esposa, Jacqueline. A pesar de los varios encuentros románticos que tuvieron ambos, Kennedy le aseguró que nunca sería la primera dama, solo una amante.

Irvine explicó que nunca vio tan preocupada a la actriz, quien se tomó esta presentación como una de las más importantes de su vida, debido que con esto podía terminar de conquistar a Kennedy.

“Estuvo todo el día practicando en su pequeño piano y cantando con su entrenador, ‘Feliz cumpleaños, señor Presidente’. Se tomó un tiempo cuando Nicky la peinó y cuando yo la maquillé, pero luego siguió practicando. Quería ser perfecta. Escuché tantas veces la canción ese día”, relató Irvine.

marilyn monroe jonh kennedy

Publicidad

Marilyn estaba completamente enamorada del presidente y estaba tan nerviosa de verlo que compró cinco entradas de mil dólares cada una para asegurarse de que entraría a la fiesta sea como sea.

La maquilladora explicó que no fue una noche fácil para Marilyn, quien por los nervios dejó los aros que había escogido.

“Tomé un taxi y fui deprisa hacia el Madison Square Garden. Sólo Dios sabe cómo hice para convencer a los guardias de que me dejen entrar, pero lo logré. Cuando entré a su camerino ella se dio vuelta, me vio, y me dijo: ‘Sabía que vendrías’. Fue la última vez que la vi. Murió algunas semanas después”, dijo Irvine.

Al preguntarle si de verdad Marilyn se pudo suicidar, Irvine respondió rápidamente: “Es imposible. Pudo haber estado confundida, desorientada. Quizá se olvidó de cuántas pastillas había tomado”.

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más