Los momentos más emocionantes de los Billboard

Los premios Billboard Music Awards 2016 se realizó en la recién reinaugurada T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, escenario donde se presentaron las estrellas más grandes de la música

La encargada de abrir la gala fue Britney Spears, quien tras varios años difíciles en su carrera y vida personal, volvió a brillar en su presentación.

Ver más: Billboard Music Awards 2017: Los mejores momentos

La Princesa del Pop interpretó algunos de sus temás más conocidos, como “Work Bitch”, “Womanizer”, “Crossroads”, “I Love Rock ‘n’ Roll”, “I’m A Slave 4 U”, entre otros.

Tras su impactante regreso, Spears fue honorada con el premio Millennium Award, uniéndose a Beyoncé y Whitney Houston.

Publicidad

Uno de los momentos más conmovedores de la noche lo interpretó Céline Dion quien subió a la tarima con un vestido plateado para cantar “The Show Must Go On”, de la banda británica Queen.

La canción seleccionada fue muy personal para Céline, quien perdió a su esposo René Angélil, y dos días después a su hermano Daniel Dion.

La cantante de 48 años fue sorprendida al ser reconocida con el Icon Award, el cual fue entregado por su hijo René-Charles Angelil.

“Quiero ser fuerte por mi familia y mis hijos, no quiero llorar frente a ti”, dijo la artista a su hijo. “La música ha sido mi pasión desde que puedo recordar, pero son muchas las personas me han ayudado a llegar hasta donde estoy hoy… Quiero agradecerle a los fanáticos por acompañarme a través de la música en momentos buenos y malos… Agradezco a mi familia, a mi mamá —que escribió mi primera canción—, a mis hijos y a mi amado esposo, quien yo sé que me cuida desde arriba”.

“Gracias a todos por reconocerme esta noche… El show debe continuar”, finalizó con su discurso de aceptación.

Publicidad

Para cerra la ceremonia, Madonna subió al escenario para rendir tributo a Prince, donde todo el público se puso de pie al escuchar “Let’s Go Crazy”.

Sentada sobre un trono de terciopelo morado y brillantes, se encontraba la Reina del Pop quien lució un traje de pantalón de color lila y como accesorio un bastón, clara referencia al recién fallecido artista.

Madonna interpretó la versión clásica de “Nothing Compares 2 U”, luego se le uniría al escenario Stevie Wonder con quien formó un dueto para entonar la mítica canción “Purple Rain”.

“Gracias Prince Rogers Nelson por todo lo que nos has dado”, afirmó Madonna antes de despedirse.

Más de Yessica Mardelli

COMPOSTA: Prepara la tuya en casa

Para que tus plantas crezcan sanas
Leer más