¡El novio ejemplar! Meghan logró cambiar los malos hábitos del príncipe

datos curiosos de la boda real

Harry de Inglaterra se perfila como el futuro esposo que todas quisieran tener, ya que Meghan Markle logró cambiar los malos hábitos del príncipe.

El ex party boy, quien antes de su compromiso con Meghan Markle, solía aparecer en los titulares de los diarios sensacionalistas cercanos y lejanos (en Las Vegas, para ser exactos).

Ver más: Detalles de la película sobre el romance entre el príncipe Harry y Meghan Markle

Sin embargo, parece estar cambiando y luciendo más feliz y saludable ahora que la ex actriz está a su lado.

Markle está aportando toda su influencia positiva y saludable en su próximo matrimonio.

Recordemos que la estadounidense durante mucho tiempo ha sido muy elocuente sobre cómo llevar un estilo de vida equilibrado, practicar regularmente yoga y apegarse a una dieta vegana durante la semana.

Publicidad

Los malos hábitos del príncipe están quedando atrás

Según la colaboradora de Vanity Fair, Katie Nicholl, al mudarse juntos, la morena limpió toda la comida chatarra encontrada en los gabinetes del príncipe.

De esa manera, fue reemplazándolas con verduras frescas de su Whole Foods Market local, a pocos pasos del palacio de Kensington.

Desde entonces, el dúo ha compartido un interés en preparar comidas en casa.

Incluso, el príncipe ha proclamado un nuevo platillo favorito: el pollo asado casero.

Publicidad

Ahora, Harry está llevando su salud al siguiente nivel.

Todo para prepararse para su boda en mayo y Meghan ha conseguido ponerle pausa definitiva a los malos hábitos del príncipe para que luzca radiante el gran día.

Meghan poco a poco ha cambiado los malos hábitos del príncipe, por unos totalmente saludables.

Ante ello, el príncipe ha cambiado su amado tocino de la mañana por algo un poco menos calórico.

También, el novio está trabajando con la nutricionista londinense Gabriela Peacock.

Gracias a esto, Harry ha puesto en práctica una dieta baja en azúcar, alta en proteínas y completamente desprovista de productos lácteos.

Peacock también ha formulado una línea de suplementos nutricionales en función de los propósitos de Harry.

Esta línea abarca desde mejorar su sistema inmune, hasta sus horas de sueño.

De esta manera, ayudar a mejorar por completo la salud del novio.

La experta  ha sido conocida por afinar las dietas de muchas figuras públicas inglesas. Incluso la novia real, la princesa Eugenia.

Pero como Peacock probablemente estaría de acuerdo, este régimen alimenticio para el príncipe es solo la mitad del trabajo.

Veremos nuevamente el cuerpo de soldado

El Príncipe Harry, quien no es ajeno a practicar ejercicio después de haber pasado una década en el ejército, está de vuelta en el gimnasio.

Esto probablemente sea parte del trabajo de su novia extremadamente en forma.

Después de todo, Markle entrenaba con la famosa especialista Tracy Anderson, cuando vivía en Los Ángeles,

Ahora, es vista regularmente trabajando en el estudio KX de Chelsea.

Por lo que conocemos, es el mismo lugar donde su prometido tiene una sesión de entrenamiento o dos diariamente.

¡Y las rutinas del príncipe están dando frutos! Harry parece más esculpido que nunca, luciendo trajes ajustados y hechos a la medida.

Además, parece tener más confianza en sí mismo y lo vemos muy seguro en sus apariciones públicas.

Sin embargo, uno de los malos hábitos del príncipe que ha desaparecido y probablemente el más notable, es que renunció a sus Marlboro Light.

Gracias al esfuerzo de Markle, su futuro esposo pudo deshacerse del desagradable hábito de fumar.

Bajo estas líneas, se ha dicho que la pareja también ha reducido el consumo de alcohol.

Esto como parte de su método de desintoxicación previo a la boda.

Y aunque estos nuevos hábitos saludables llegan justo a tiempo para su gran día, también serán útiles a largo plazo.

Según se reportó, los novios se pondrán en la búsqueda de agrandar la familia tan pronto ocurra el gran evento.

¡Nos encantaría ver muy pronto los nuevos integrantes de la familia real!

 

Más de Lailyn Buvat