¿Por qué me deprime la Navidad? Lo que una mujer debe saber

¿Porqué me deprime la navidad?

¿Por qué me deprime la Navidad? Una pregunta que muchas nos hacemos cada vez que llega diciembre y es difícil esconder nuestra tristeza.

Seguramente te han invitado a varias salidas; por donde caminas en la ciudad has visto alegría, luces y adornos de Navidad.

Ver más: Factores que aumentan el riesgo de padecer depresión postparto

La moda va cambiando y comienzas a abrigarte más. Compras compulsivas, caos y diversión por doquier y tú: te sientes deprimida.

La depresión no es definida por la raza, edad o nivel sociocultural. Es tan común que te sorprendería saber que, muchas personas a tu alrededor al menos una vez ha tenido un episodio en su vida.

Estar deprimida, no tiene que ver con una personalidad débil o por falta de carácter.

Publicidad

Quién padece de depresión puede sentirse con dificultad para manifestar placer, poco interés en actividades normales, profunda tristeza y  tan poco ánimo que puede llevarle a tener pensamientos llenos de fatalidad.

“Hace poco la medicina tradicional “etiqueto” como SDEAN (Síndrome de Depresión Estacional al Acercarse la Navidad). Y comienza el negocio de gran cantidad de psicólogos que están esperando a verle en su consulta -mediante pago, por supuesto-, así como toda una gama completa de antidepresivos a su disposición. Las estadísticas dicen que el consumo de antidepresivos aumenta en un 3% en estas fechas.” Ph.D. Franc T. Ruiz

 

¿Por qué me deprime la navidad?

Algunos causantes del estrés y la ansiedad que conlleva a deprimirse en medio del agobio:

  • Estar lejos de la familia.
  • Algún ser querido ya no está.
  • Te sientes agobiada por las compras.
  • Los niños de vacaciones en casa demandando atención las 24 horas.

Hay estudios que indican que los cambios de temperatura, así como el descenso de la cantidad de luz solar en los países con invierno, generan cambios hormonales importantes para nuestro equilibrio emocional.

Publicidad

La vitamina D 

Es considerada indispensable, ya que al no recibir los rayos solares, nuestro cuerpo necesita de un aliado para generarla. Es importante realizar exámenes de sangre para estar seguras que hay algún déficit real.

Por otro lado, toda mujer pasa por momentos de profundos cambios durante su vida. En esos períodos, lo ideal es prestar atención a nuestros sentimientos, ya que pueden ser indicativos de tener desequilibrios que terminen en depresión.

Si justo en Navidad te encuentras en cualquiera de las siguientes situaciones, procura estar atenta y buscar ayuda sin falta; ya que en un descuido puede pasar de ser una depresión estacional a algo crónico.

La adolescencia quedó atrás

Sucede entre los 18 y 35 años de edad, el momento de los lazos familiares se transforman, ingresan a nuestra vida nuevos amigos, pareja y responsabilidades así como la independencia económica y nuevas tomas de decisiones, que hasta hace nada lo hacían nuestros padres por nosotras.

Matrimonio y maternidad

Todas soñamos en algún momento con casarnos y tener una familia ideal. Y cuándo llega, nos damos cuenta que comienzan a surgir muchas responsabilidades por el bienestar de los demás y a veces queda poco tiempo para el propio espacio individual.

Mujer de carrera

Desde pequeña te has preparado para ser independiente y tu vida ha sido un cúmulo constante de triunfos profesionales, pero ya tienes más de 40 años,  sin hijos ni pareja estable y comienzas a cuestionarte si tu decisión fue la correcta.

El nido vacío

Los hijos crecen tan rápidamente que no nos damos cuenta. En un abrir y cerrar de ojos, quedan atrás los momentos cuándo estaban en casa compartiendo junto con nosotras. Cada uno hace su propia familia, cambiando la dinámica de la cual ya estabas habituada y puede que esto te haga sentir sola y nostálgica.

¿Qué puedo hacer para mejorar en estas fechas?

  • Lo primero es encontrar tu lugar favorito al aire libre todas las mañanas, buscando los pequeños rayos del sol que se presenten en el vasto cielo.
  • Presta atención a tu dieta. Mantener una buena alimentación, cubriendo todas las necesidades nutricionales diarias, tendrán a raya la apatía y el desánimo.
  • Reencuentra la alegría a través de la música o películas. Seguramente el hecho mismo de buscar las canciones favoritas, te entusiasmará de inmediato al escucharlas.
  • Los amigos, son la familia escogida. Si estas lejos de tus seres queridos, busca a tus amigos y cuídalos como si fuesen uno de los tuyos. Rodéate de personas positivas y veras como te contagias tu también.
  • Haz las paces contigo misma. Nuestra vida interior y nuestro presente es la consecuencia de lo que hemos hecho en la vida. Asumir nuestra propia responsabilidad, es un gran paso para crecer y dejar atrás cualquier sufrimiento y asi, darle la bienvenida a nuevos y bellos recuerdos.
  • Si llevas tiempo sintiéndote deprimida en esta época del año, con un poco de esfuerzo y compañía, podrás hacer de esta navidad en particular una distinta, avanzando con mejor actitud hacia las próximas, mucho más divertidas y positivas, por el resto de tu vida.

¡Ánimos para un nuevo comienzo!

Te interesaría leer: Declaración Universal de los Derechos Humanos: ¿Cuándo surgen y cuáles son?

¿Cómo se celebra la Navidad en Latinoamérica? –> para saber más ingresa aquí

Más de María Alejandra Mujica C

Declaración Universal de los Derechos Humanos: ¿Cuándo surgen y cuáles son?

En la actualidad a veces es complicado imaginarse un mundo libre de...
Leer más