¿Qué es el Ébola?

Imagen: trubiosfoundation.org

El brote del Ébola ha tomado por sorpresa a África Occidental y despierta la preocupación en todo el mundo. Hasta la fecha la Organización Mundial de la Salud ha identificado un total de 1.779 infectados y 961 fallecidos en Liberia, Nigeria, Sierra Leona y Guinea. La enfermedad ya se considera emergencia pública internacional, por lo que la OMS  llamó a los países de América a prepararse ante la potencial introducción del virus en la región. Ahora más que nunca es necesario saber cómo se transmite el Ébola y cuáles son las medidas preventivas que hay que llevar a cabo si el brote llega a traspasar fronteras. 

Origen del Ébola

Ver más: Qué es la fiebre de oropouche, enfermedad que amenaza a Latinoamérica

Este no es el primer brote del virus del Ébola. Según la OMS los primeros casos de esta enfermedad se diagnosticaron en 1976 en Sudán y en la República Democrática del Congo, en esta última región la aldea más afectada se encontraba cerca del río Ébola, razón por la cual el virus lleva su nombre. Esta enfermedad tiene una tasa de 90% de letalidad y hasta la fecha no existe una vacuna que pueda prevenir y combatir el virus en el organismo.

¿Qué es el Ébola?

El virus del Ébola causa la enfermedad homónima y viral que se manifiesta en el organismo con dolor de cabeza, dolor de garganta, fiebre alta, debilidad y dolores musculares. Sin embargo, después de que la persona presenta estos primeros síntomas aparecen vómitos, diarrea, disfunción renal y hepática, hemorragias internas y externas y erupciones en la piel. Una de las características más alarmantes del virus del Ébola es que el periodo de tiempo estimado desde la incubación del virus hasta la aparición de los síntomas oscila entre 2 y 21 días, lo cual hace más difícil tratar la enfermedad e identificar si las personas que han estado en contacto con enfermos han sido infectados. Un examen de sangre de una persona infectada mostrará leucocitos y plaquetas bajas y encimas hepáticas altas.

Publicidad

Transmisión y diagnóstico 

Cualquier contacto con sangre, órganos y secreciones líquidas de animales afectados puede representar un contagio. De persona a persona el contagio se realiza a través del contacto directo con el virus, el cual está presente mayormente en la sangre, mucosas y cualquier otro tipo de líquido corporal. Manipular materiales como guantes e inyecciones infectados también representan una alarma de contagio.

Manipular el cadáver de una persona que falleció por la enfermedad del virus del Ébola también es una vía de transmisión. Asimismo, los hombres deben tener en cuenta que, una vez recuperados del virus, el semen seguirá transmitiéndolo hasta siete semanas después, por lo que se aconseja el uso de anticonceptivos o la abstención sexual.

Diagnosticar la presencia del virus del Ébola en el organismo requiere descartar paludismo, hepatitis, meningitis, fiebre tifoidea y cólera entre otras enfermedades. Para saber si una persona está infectada se debe realizar una prueba de inmunoadsorción enzimática (ELISA), detección de antígenos, seroneutralización o aislamiento del virus con cultivo celular. Todas estas pruebas se realizan en laboratorios y el manejo inadecuado de las muestras representa un gran riesgo de contagio para el bioanalista o profesional de la salud.

Tratamiento y prevención

Publicidad

Por la ausencia de una vacuna que elimine el virus y la falta de un tratamiento específico para atacar la enfermedad, la prevención consiste principalmente en mantenerse alejado de cualquier persona que se sospeche ha sido infectada y evitar el contacto directo con cualquier líquido corporal de un enfermo con EVE. Las medidas tomadas en África comprenden evitar todo tipo de contacto con murciélagos y monos, no comer ningún tipo de carne cruda, lavarse las manos con regularidad e informar de la presencia de un nuevo infectado en la comunidad. Aislar a los animales infectados y enterrar rápidamente los cadáveres de las personas fallecidas por el virus ayuda considerablemente a prevenir la expansión del brote.

Los pacientes con enfermedad del virus del Ébola suelen presentar deshidratación extrema por lo que el tratamiento consiste principalmente en hidratar a la persona por vía oral o intravenosa. No existe un tratamiento específico para tratar a las personas infectadas, las cuales, en los casos más graves, pueden requerir ser internadas en cuidados intensivos.

Lo más reciente sobre el Ébola

* La OMS llama a los países de las Américas a estar vigilantes y prepararse ante la potencial introducción del virus del Ébola en la región declarando al brote de la enfermedad como “emergencia de salud pública de preocupación internacional”.

* Con la declaración anteriormente mencionada se pretende que TODOS los países del continente americano tomen las medidas necesarias y estar preparados para prevenir el virus, combatirlo y, en primer lugar, evitar por lo posible cualquier importación del virus a través de pasajeros aéreos.

* Expertos de la salud han manifestado su preocupación porque no se esté enviando a África el tratamiento experimental que ha mejorado la salud de los médicos americanos (2) infectados y tratados en Georgia, Estados Unidos.

* En la mayoría de los hospitales de África Occidental los pacientes son atendidos sin guantes y mascarillas, lo cual ha facilitado el contagio entre pacientes y médicos. Hasta la fecha, según la OMS,  han sido infectados 123 trabajadores de la salud y 71 han fallecido.

* Los vuelos internacionales desde las regiones con mayor número de infectados a otras partes del mundo no han sido limitados.

* El Ébola no se contagia a través del aire o el agua.

* Para declarar el fin de la epidemia es necesario que pasen 42 días con cero notificaciones de casos nuevos.

 

Más de Equipo Emedemujer

5 CLAVES para elegir el anillo de matrimonio perfecto para tu pareja

¿Sabías que debes destinar hasta 5% de tu presupuesto en este detalle?...
Leer más