¿Has oído hablar de la GDPR? La nueva ley dará más poder a los usuarios sobre sus datos personales

La GDPR modificará todos los procesos de obtención de la Big Data

Probablemente hayas estado escuchando o leyendo muy frecuentemente algo llamado GDPR y sin saber de qué se trata. Podemos perdonarte por pensar que se trata de una ley dispuesta a llenarnos la bandeja de entrada de correos que al final no leeremos. “La política de privacidad ha cambiado”, “haz click aquí”. Esto y lo otro.

Sin embargo, GDPR es muchísimo más que un inbox-clogger. Esta es una regulación que lleva al menos siete años intentando implantarse con vigor. Por lo que finalmente, entró en vigencia este 25 de mayo y está destinada a forzar unos cambios bastante radicales. Desde la tecnología hasta el marketing y nuestro uso en Internet como lo conocemos.

Ver más: Tips para borrar datos de tu celular

Esta normativa pondrá su huella en todas aquellas empresas que manejen bases de datos de cualquier ciudadano europeo. Así la organización sea estadounidense, como Google, Facebook o Amazon.

La nueva ley reemplaza a la Directiva de Protección de Datos estipulada en 1995. Régimen que había establecido un conjunto de normas mínimas para el procesamiento de la big data en la Unión Europea.

Publicidad

Ahora, la General Data Protection Regulation (GDPR), o RGPD por sus siglas en español (Reglamento General de Protección de Datos) servirá para fortalecer una serie de derechos y deberes.

  • Las personas tendrán mayor poder para exigir a las empresas que revelen o eliminen los datos personales que posean.
  • Los reguladores trabajarán en conjunto para toda la Unión Europea por primera vez. Esto en lugar de tener acciones separadas en cada jurisdicción.
  • Las multas de cierto infringimiento de la ley tendrá un peso real. Es decir, las multas máximas ahora están alcanzando hasta 20 millones de euros o 4% de la facturación anual de la compañía.

Detrás de estos nuevos reglamentos dictados, reposa una nueva manera de hacerle saber a los usuarios qué tipo de información manejan las empresas sobre ellos y para qué puede ser usada.

La regulación agrupará a toda las empresas sin importar su país de origen o actividad económica. Sin exclusión todas están contempladas si gestionan cualquier dato de algún ciudadano de la Unión Europea. Por supuesto, a todos los que viven en ella.

Aquellas más afectadas serán las que conservan y procesan grandes cantidades de datos de sus consumidores: las empresas de tecnología, los especialistas en marketing y los intermediarios de datos que los conectan.

Incluso el cumplimiento de los requisitos básicos para el acceso y eliminación de datos presenta una gran carga para algunas empresas, que pueden no haber tenido previamente herramientas para recopilar todos los datos que poseen sobre un individuo.

No obstante, hay un impacto algún más grande. Las empresas cuyos modelos comerciales dependen de la adquisición y explotación de datos de consumo a gran escala serán las mayormente afectadas.

Si las empresas confían en el consentimiento para procesar datos, ese consentimiento ahora debe ser explícito e informado. Y debe renovarse si cambia el uso.

Según el representante de la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD), Rafael García, esta serie de normas empoderará a los usuarios con nuevos mecanismos para defender sus datos.

Publicidad

A su vez, explicó que tres ideas generales son las que envuelven el motivo de la legislación.

  1. Nuevas herramientas para controlar los datos.
  2. La información sobre el manejo debe estar a la alcance de todos, debe ser directa y de fácil entendimiento.
  3. Nuevos derechos y más poder a las agencias de protección de datos de cada nación.

Los usuarios deben tener conciencia sobre las empresas que gestionan sus datos personales. Las que ahora tienen nuevas obligaciones, expresó García.

Conoce tus derechos

Ahora es reconocido el derecho al olvido y a la portabilidad.

El primero de estos, existe gracias a una sentencia del  Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Sin embargo, actualmente está siendo recogido por el reglamento. El llamado derecho al olvido nos indica cómo podemos pedir y lograr que toda nuestra información personal sea eliminada.

Los derechos de los usuarios con la nueva ley, GDPR

Esto cuando los datos ya no se necesiten para el propósito con el que se obtuvieron.

Por su parte, el derecho a la portabilidad nos permitirá tener el poder hacia donde va nuestra data. Podrías recuperar tu información y cederlos a otro responsable. Como si se tratara del traspaso de derechos de algún material.

Es importante resaltar que podrías manejar los datos que tú mismo has dado. Sin embargo, no la información que forma parte del rastro de tus acciones en la web. Aplica para Facebook.

¿Y qué significa esto?

Tú tendrás el poder de hacer que las compañías rindan cuentas como nunca antes. Si las personas comienzan a aprovechar la GDPR en grandes cantidades, al negar el consentimiento para ciertos usos de los datos. Solicitar acceso a su información personal a los intermediarios de datos o eliminar su información de los sitios, podría tener un efecto sísmico dentro de esta industria.

Con el establecimiento de la normativa, la solicitud de este consentimiento deberá ser más claro que nunca. Nada de un montón de puntos que no leemos de lo complicados que son. Y que terminamos aceptando sin saber de qué se trata.

La petición de tus datos debe ser preciso, inteligible, con un lenguaje que todos podamos entender. Por lo que para ti debe ser más fácil poder decidir si entregas tus datos o no.

Qué es GDPR y por qué te afectaráAparte de estar en una obligación moral, hay una obligación económica. Como mencionamos, hay 4% de los ingresos anuales ante cualquier incumplimiento. That’s alot of money!

GDPR te pedirá renovar tus votos

La tonelada de correos que recibimos solo significan una cosa. Hacernos saber que toda esta nueva legislación está ocurriendo.

Esto quiere decir que el consentimiento de tu información deberá ser obtenido conforme al reglamento. De lo contrario, no tendría validez cualquier acuerdo al transmitir o recoger una información personal.

Ahora, lo normal es que las organizaciones empiecen a advertir a los usuarios que necesitan renovar esa especie de “contrato”.

¿Podemos ignorar todos esos emails?

Of course you can. Las empresas generalmente clasifican en uno de dos campos, dependiendo de qué consejo legal hayan tomado.

Por un lado están aquellos que argumentan que tienen un “interés legítimo” en el procesamiento de tus datos, y solo sienten la necesidad de notificarte de los próximos cambios a sus términos y condiciones. Por otro, aquellos que creen que necesitan tu consentimiento explícito para mantenerse en contacto.

De cualquier manera, el peor de los casos es que ignorar un correo electrónico significará que recibirá menos en el futuro. Aunque si te los pierdes, siempre puedes volver a suscribirte.

Más de Deniz Grey Caballero