¿Cómo tener la boda real al estilo de Meghan Markle y el príncipe Harry? Mira los pasos a seguir

la boda real de Meghan Markle y el príncipe Harry
Foto tomada de la cuenta de la realeza británica / @KensingtonRoyal

El mundo entero fue testigo de una de las ceremonias más esperadas del año: la boda real. Entre hermosos arreglos y grandes sombreros, este esperado evento se convirtió es uno de los acontecimientos más importantes del 2018, y hasta de la la familia real…

Meghan Markle es un ejemplo de que los cuentos de hadas sí se pueden cumplir. A los 15 años posó frente al Palacio de Buckingham, y ahora ese será su nuevo hogar. Definitivamente, la vida da vueltas inesperadas y hay que aceptarlas de la mejor manera.

Ver más: La historia de amor entre el príncipe Harry y Meghan Markle

Aunque la relación de Meghan y el príncipe Harry fue muy criticada, su boda se volvió un referente para quienes se quieren casar en algún momento. Desde la simpleza de su maquillaje hasta la recepción de los invitados, todo estuvo fríamente calculado. Por eso, mira cómo tener una boda como lo fue the Royal wedding.

La boda real que todas queremos, al estilo de Meghan y Harry

Uno de los grandes sueños de las mujeres es caminar hacia el altar el día de su boda. Sin embargo, hay cientos de cosas por hacer antes de decir acepto.

Elección del vestido desde el día uno

Las futuras novias suelen elegir esta pieza fundamental a un mes antes del evento. Pero, este debe ser el paso número a dar apenas recibes el anillo.

Publicidad

Meghan empezó a buscar su perfect dress desde diciembre del 2017. Esto con el fin de tener tiempo para elegir el vestido de sus sueños. Asimismo, de ella podemos aprender a que solo las personas cercanas a ti son las correctas para conocer tu atuendo.

Elige una pieza en la que te sientas cómoda. Solo así podrás dejar asombrado a tu futuro esposo y a los invitados.

Elección del pastel: Go big or go home!

Si quieres hacer tu boda tan memorable como la del príncipe Harry, definitivamente el pastel tiene que estar en tu check list. La boda real se caracterizó por su simpleza, pero también por su impecable gusto.

The wedding cake es considerado para realeza una de las cosas más importantes. Desde sus inicios, las tortas estaban hechas con más de cinco niveles debido a la cantidad de invitados. Sin embargo, esta vez Meghan Markle quiso hacer de este postre algo más recatado, sin dejar a un lado la importancia de este postre.

Adiós a los cinco pisos, y hola a tres tortas separadas. Sí, esta forma de presentar el postre de la boda fue la elegida por la nueva princesa. Aunque rompió con una de las tradiciones más antiguas de la corona inglesa, sin duda  es una forma más moderna y cómoda de presentar el pastel.

De la mano de un glaseado de vainilla, esta fue la creación creada por Claire Ptak. Toma esta idea como referencia porque será tendencia dentro de poco.

Adornos clásicos de la boda real

Sabemos que esta pareja no es conocida precisamente por seguir el protocolo. Sin embargo, algo que quedó muy claro es que para tener una ceremonia de esta altura, es necesario mantener la simpleza en los adornos.

La corona inglesa se ha caracterizado por utilizar colores pasteles en sus decoraciones. Blanco, beige, gris y hasta salmón, son algunos de los más implementados. Esto lo pudimos notar en las piezas de cada una de las sillas en donde se sentaban los invitados.

Un arreglo floral en forma de arco en la salida de la iglesia fue el toque clásico de la realeza. Aunque Kate Middleton también tuvo un adorno así, el del príncipe Harry sorprendió a la audiencia porque se basó en las tonalidades y formas de la boda de Lady Di.

¡Un excelente grupo musical!

La boda real generó tanta opinión pública porque es es la última pareja de la corona que se casará en los próximos 15 años. Quizá por eso decidieron hacer una fiesta para nunca olvidar. Al mejor estilo estadounidense -pero recatados, claro-.

Pasamos de la boda a la fiesta. En este caso, la nueva princesa invitó a Sir Elton John para que cantara algunos de sus más grandes éxitos. Pero, más allá de lo increíble que fue contar con la presencia de este artista, Harry lo hizo porque es uno de los grandes ídolos de Meghan.

Por ello, para tener una ceremonia como lo fue la boda real, puedes arriesgarte contratando a un grupo musical para que cante las canciones favoritas de tu futuro esposo. Recuerda, los pequeños detalles son los que hicieron de este evento uno de los más hermosos de la historia de la TV. 

Menos es más: que resalte el amor y no lo material

Si algo aprendimos de esta hermosa pareja es que el amor real existe. Pusieron a prueba ese cariño en cada aparición que hacían en público.

Por eso, según Meghan -quien eligió todo lo referente a la boda- afirmó que la simpleza es lo importante. Así como el amor, la decoración tiene que ser cosas pequeñas que la gente detalle fácilmente. 

Para ello, Meghan afirmó que la fiesta estaría diseñada para crear un ambiente cómodo y familiar. Según los algunos portales europeos, la nueva princesa eligió manteles color beige con pequeños adornos referentes a la corona en los bordes. Además, los centros de mesas estaban hechos con las flores favoritas de Lady Di -madre del príncipe-.

Así que ya sabes, dile adiós a esos excéntricos arreglos y disfruta de este día con la simpleza y elegancia que nos enseña Megha Markle.


Cuéntanos, ¿viste la boda real?

Más de Lailyn Buvat